Sí, mucha alianza, mucha elección el próximo año pero cambiemos el enfoque para ver el horizonte más allá de la boleta electoral y los cambios de gobierno. Cambiemos el ángulo sin dejar el tablero político y sobre todo, sin dejar el tablero social, para preparar los análisis del 2021 y entender al 2020.

El año que termina, me decía Rafael Pérez Gay, en realidad no acaba. Se extiende hasta bien entrado el otro y tenemos que saber que lo que vivimos entre marzo y diciembre lo seguiremos viendo un rato.Creo que tiene razón. Nuestro 2020 no se va. 

El 2020 bis (Murakami diría que es el 20Z0) anuncia ya cuatro clivajes. Salvo el primero, los otros tres son la continuidad recargada de este año. La continuidad en mal modo. Estos son los cuatro clivajes a los que me refiero: 

La lucha por las vacunas. El gobierno ha programado la distribución de la vacuna a partir de febrero y comenzará con los más vulnerables. El foco se desplazará del esfuerzo heroico por desarrollarlas a la titánica tarea de aplicarlas. ESto no es menor. No sólo estoy hablando de la necesidad de eficiencia gubernamental, también hablo del impacto en nuestra polarizada sociedad. Puede haber conflicto entre grupos sociales y regiones geográficas. Mientras tanto, ¿cómo irán cambiando las medidas de distanciamiento social y protección individual? ¿Cambiarán?

Una recuperación económica desigual. De acuerdo con los expertos, las economías del mundo tendrán un comportamiento mixto en función de brotes, confinamientos y desconfinamientos. Esto se aplica para las distintas regiones en México. Los gobiernos subnacionales deberán cambiar el énfasis de sus apoyos para todos los desempleados y la economía verá un fenómeno que a nadie le gusta: se ampliará la brecha entre las empresas fuertes y las débiles, con la consiguiente concentración de riqueza. O qué, ¿creían que la desigualdad sólo valía para individuos?

Tensiones entre federación y estados. Si este año hubo roces y se acusaron mutuamente los gobernantes de politizar temas fundamentales para las regiones del país, espérense a ver lo que sucederá en el 20Z0, con elecciones intermedias y elecciones estatales en la mitad del país. 

Parches digitales en el nuevo desorden social. La pandemia cambió comportamientos individuales y procesos organizacionales. En el 20Z0 se mantendrán los parches digitales que nos permitieron mantener algo de actividad y se ampliará la brecha entre quienes tienen acceso a la tecnología y quienes no. La digitalización de la vida no es tal. No es una cobija corta. Son parches y algunos se quedarán para siempre. 

Así se anuncia el siguiente año, que promete ser otra vez un tiempo interesante, de reflexión, pérdidas y desafíos. 

Ivabelle Arroyo

Politóloga

La Sopa

Ivabelle Arroyo Ulloa es politóloga y analista, con 24 años de trayectoria periodística. Es jurado del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuter en México. Dirige una revista digital sobre política capitalina y escribe para medios jaliscienses.

Lee más de este autor