El ritmo de la primera semana de enero fue impresionante, el dólar rebasó los 18 pesos, asesinan a la alcaldesa de Temixco y al sobrino del ex gobernador de Colima. El barril de petróleo baja de 24 pesos, la inflación reportada del 2015 es la más baja en la historia moderna, y cierra con la recaptura del líder de la delincuencia más buscado en el mundo. Es fácil ser cronista, el problema siempre es tratar de saber lo que pasará, porque incluso no sabemos si tendremos vida para verlo. Por ello no trataré de adivinar, más bien intentaré hacer una relación de algunas cosas que en mi opinión dominarán la agenda pública, las discusiones, las pláticas en medios y en las redes o simplemente, hechos que veremos pasar sin que nos generen atención, pero que muy probablemente ocurrirán.

  1. El papa visitará México. A mediados de febrero tendremos la visita de Francisco, pero el tema nos demandará atención desde antes; con quiénes se reúne, el contenido de sus discursos, las reacciones populares, la seguridad con la que atenderán a los millones de fanáticos que estarán presentes. Éste no es un tema de los medios, es un tema ciudadano, que interesa a los mexicanos y mal harían los medios si no lo atienden con amplia cobertura.
  2. Elecciones. En el 2016 se votará para elegir a 13 nuevos gobernadores, 12 en junio y el primero de ellos en Colima, el 17 de enero; el interés no sólo será el resultado, sino cómo hacen los partidos alianzas, cómo realizan campañas ante una ley electoral que ya en el 2015 anuló varios comicios; qué nuevas filtraciones conocemos dentro de las campañas sucias a las que nos han acostumbrado, así como el surgimiento de nuevas fuerzas o personajes.
  3. El tribunal electoral. Resulta que en el 2016, todos los actuales miembros del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación salen y se debe nombrar a la totalidad de los nuevos; después de las experiencias que se dieron en el 2015 para el nombramiento de los nuevos magistrados de la Suprema Corte, espero ver una encarnizada discusión, descalificaciones, intentos de los partidos de colocar afines y una sociedad civil muy pendiente de los antecedentes de los aspirantes.
  4. Asamblea constituyente. El Distrito Federal se convertirá en el estado 32 y para ello veremos la conformación de su constituyente, 40 por designación y 60 por elección ciudadana; más allá de quienes lo conformen, estaremos atentos a la constitución que elaboren; será tal vez una constitución vanguardista en conceptos como equidad de género y derechos humanos en los que la capital se ha distinguido por ser de avanzada.
  5. Elecciones en EU. Iniciando el año, también comenzarán las definiciones de los candidatos; como pocas veces el resultado ha interesado a los medios mexicanos por la presencia de un aspirante con un discurso antimexicano, pero aunque así no fuera, la elección del nuevo presidente en EU interesará a todo el mundo y más a México, por la tradición, frontera y economía que compartimos. Por cierto, a diferencia del 2008, cuando entra Obama, este año su país goza de buena salud económica y la agenda de campaña parece centrarse en migración, control de armas y guerra antiterrorismo, aunque esto puede moverse.
  6. Petróleo y dólar. En el 2015 vimos con preocupación cómo el precio internacional de la mezcla del barril mexicano de petróleo llegó abajo de los 27 pesos y la cotización peso-dólar por momentos amenazó con llegar a los 18 pesos; para el 2016, estas cosas empeoraron durante los primeros días y durante todo el año estaremos atentos a sus comportamientos, que es muy probable tengan variaciones fuertes; sin embargo, lo que más importancia tendrá será el efecto que éstas tengan tanto sobre el presupuesto gubernamental como sobre la inflación, que serían los que afectarían directamente a las personas.
  7. Discusión sobre la mariguana. La ventana abierta por el grupo SMART, que le permite ahora sembrar y consumir su propia mariguana a sus cuatro miembros, será una puerta amplia de discusión donde muchos especialistas expongan sus ideas y determinen el camino que el país debe seguir en el tema en aspectos de libertades, de salud, de seguridad y de economía, entre otras cosas.
  8. Resultado de las reformas. Sobre todo las muy tangibles, como la energética, la educativa y la de comunicaciones; todo el año deberán mostrarse en términos de inversiones, empleos, precios y en general, de resultados. Habrá opositores y aplaudidores, pero los resultados que el ciudadano sienta determinarán la aceptación final.
  9. Nuevo sistema penal. El 17 de junio se cumple el plazo para que todos los estados funcionen bajo un nuevo sistema penal que contempla juicios orales, no todos estos estados llevan el mismo avance y habrá presiones para hacerlo funcionar a tiempo, esta fecha llegará justo 12 días después de realizados los comicios en 14 entidades (incluyo en el DF).
  10. Los presidenciables. A menos de 30 meses de la siguiente elección presidencial, los aspirantes ya se estarán moviendo para colocarse en ventaja dentro de sus partidos; veremos aparecer y desaparecer popularidades, poco a poco se irá decantando la lista de quiénes serán los candidatos en la boleta del 2018.

Éstos son sólo algunos puntos, ya que durante el 2016, la seguridad, los conflictos sociales y hasta los desastres naturales ocuparán con recurrencia las primeras planas de los periódicos, pero en esta lista sólo quise hacer un recorrido de hechos que parecen inevitables en la agenda nacional.

[email protected]