México está viviendo en el plano económico la peor crisis de su historia, pero todavía viene lo peor.

Viene un año, en el que el gobierno tendrá una deuda mucho mayor, sin la posibilidad de pedir préstamos; no tendrá dinero ahorrado para las contingencias y, en consecuencia, un presupuesto mucho más pequeño.

Todo eso. Más el escenario de otro año con la pandemia del Covid-19 y la posibilidad de un rebrote.

Lo habíamos escuchado prácticamente de todas las voces, de todas las instituciones.

Pero ahora lo reconoce el responsable de las finanzas públicas del país, Arturo Herrera.

Es el hombre al que le tocó estar frente al timón cuando, sin previo aviso la marejada del Covid-19, sacudió al mundo entero.

La pandemia provocó una crisis sanitaria internacional. Y en paralelo provocó una crisis sanitaria planetaria.

Las crisis gemelas en México están haciendo estragos. Fuera del gobierno prácticamente todos los analistas especializados lo vienen diciendo. Hasta ahora no habíamos escuchado al secretario de Hacienda hablar con tal franqueza.

Por el contrario, sus expresiones, venían apuntalando el discurso presidencial que ha buscado contar una historia de éxito.

Incluso las voces del Jefe del Ejecutivo y de la máxima autoridad financiera coincidieron en que se registraría una recuperación económica de “palomita”; es decir rápida y vigorosa.

Herrera sigue viendo un rebote de la actividad económica en el 2021, sin embargo, en días pasados, frente a los diputados del partido Morena, Herrera hizo un diagnóstico que causa escalofrío.

Las frases que pronunció son directas y claras.

El próximo año 2021 México vivirá un escenario peor, a pesar de que se espera un repunte de la economía.

El secretario de Hacienda reconoce que para el próximo año el gobierno ya no tendrá “guardaditos”.

Todavía más. Aunque no se contrate nueva deuda, ésta aumentará entre 10 y 17 puntos del Producto Interno Bruto, por el impacto cambiario.

En síntesis, México vivirá la crisis más fuerte desde 1932; es casi el peor momento económico para el país en el último siglo.

Se acabaron los amortiguadores que heredó este gobierno, de los gobiernos neoliberales.

En 2020, frente al impacto brutal económico que provocó la pandemia el gobierno contó con amortiguadores que le permitieron absorber parte del golpe.

El Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, se agotarán este año. Además, las coberturas petroleras, serán inferiores a las que se pudieron contratar este año.

En 2022, no habrá colchón, ni guardaditos.

Lo que preocupa más de todo lo que dijo el secretario de Hacienda, es que a pesar de todas estas malas noticias, el gobierno mantendrá los programas sociales, los proyectos de infraestructura: Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía y la refinería de Dos Bocas.

Y obviamente, aunque el funcionario no lo dijo, mantendrán la política de soberanía energética que tanto desaliento ha causado entre los inversionistas.

Sus declaraciones dejan ver que no darán un golpe de timón a todas las decisiones que han profundizado la severidad de la crisis económica. Lo que vendrá en el paquete económico del 2021, será más de lo mismo en políticas económicas públicas: recorte presupuestal, inversión en obras suntuarias de largo plazo y dinero a segmentos poblacionales clientelares.

Hay motivos para que todos estemos más preocupados que el responsable del timón.

Atisbos

MINAS.- El subsecretario de Minería de la Secretaría de Economía,  Francisco Quiroga, desmintió al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, y a otros críticos que aseguran que 50% del país se repartió a las mineras.

Con documentos en mano informó a la secretaria de Economía, Graciela Márquez, que las concesiones activas sólo equivalen a 2% del territorio nacional; son 4 millones de hectáreas.

Economía está metiendo en orden a los concesionarios para que se regularicen, porque muchos de ellos no tienen bases de datos claras y su información está llena de inconsistencias.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.