Pues el arranque oficial del año 2016 es tan convulso como temíamos. Hoy nada menos, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el dólar se vendía hasta en 17.92 pesos.

Era cuestión de tiempo. Hace apenas 20 días, la Fed realizó su primera subida de tasas, rumbo a la normalización de su ciclo de política monetaria. E l dólar dio un brinquito que fue apaciguado en México por la subasta de 716 millones de dólares en cinco jornadas: el 7, 10, 11, 21 y 30 del mes.

Obvio, los analistas estaban esperanzados en que esta mínima reacción tuvo que ver con que los mercados ya habían anticipado la subida.

Terrible error de cálculo. Hoy el dólar les da un revés. Al parecer, las fiestas decembrinas fueron solo el reposo de las reacciones.

El dólar va para arriba y el Instituto Internacional de Finanzas (IIF) documenta la realidad: En diciembre se completaron seis meses de salidas de capitales de los mercados emergentes.

El éxodo de los inversionistas inició mucho antes del primer hick ( ¿o Kick?) de la Fed y el IIF supone que tiene que ver con la evidente desaceleración de los emergentes. ¿De verdad logrará México saltar esta ola que amenaza con volverse un Tsunami?

De mis Apuntes

Estaremos moviditos esta semana. El ITAM albergará su tradicional Seminario de perspectivas económicas con la plana mayor de las finanzas mexicanas y mundiales.

Nada más, estarán aportando sus diagnósticos del 2016 el Secretario de Hacienda, el Gobernador del Banco de México y el Secretario General de la OCDE.

Sigamos alimentando la comunicación circular que tenemos ya abierta en mi twitter @morales_yoly.

¡Que tengan un gran año!