La primera vez que escuché el anuncio mi mente andaba en otras cosas. No me percaté a cabalidad de su contenido. Sólo registré correctamente la rúbrica final con la voz del locutor: Cámara de Diputados, LXII Legislatura . Sentí curiosidad y ganas de oírlo completo pero en el resto del noticiero no volvieron a transmitir lo que supuse, y después confirmé, era un anuncio emitido por la Cámara de Diputados.

Al otro día, leía el periódico teniendo como banda sonora el acostumbrado noticiero matinal que, a ratos, escuchaba. Inmerso en la lectura, emergí al escuchar las trompetas de la banda de guerra que el anuncio tiene como fondo musical. En lo que me acerqué al aparato de radio para subir el volumen, se acabó el spot. Pero ya había yo captado el mensaje que me pareció cursi, además de mentiroso.

Entonces, me propuse comentar aquí el susodicho anuncio, para lo cual era necesario tener el texto completo. De ahí en adelante fue una aventura el darle caza al spot. (Estuve a punto de pedirle ayuda a Lucero y a su novio para que la cacería fuera fructífera.)

Por lo pronto puse una grabadora junto a la radio para grabar el resto del programa. La presa radiofónica no cayó. También busqué en el portal de la Cámara de Diputados en Internet sin lograr encontrarlo. (Les da pena mostrar su bodrio publicitario pensé.)

Los siguientes dos días no lo escuché, por lo que asumí: ¡Claro! Sacaron del aire la campaña. Alguien con sentido común advirtió que ésta era increíble.

Al otro día lo volví a oír en un noticiero vespertino. Iba manejando el coche. Imposible apuntar lo que escuchaba. Ilusorio aprenderme el anuncio con la mala memoria que me queda. (A pesar de ello me acuerdo de una greguería de Ramón Gómez de la Serna ¿de quién si no? : Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria y se acordó de todo .)

Raíz y brote

Por fin, atrapé el anuncio de marras. Ahí les va:

Música: Ataca banda de guerra, baja a:

Voz mujer: Somos los que hacemos que el Sol se levante.

Voz hombre: Somos raíz y brote que crecen vigorosos hacia el futuro.

Somos los apasionados que convierten sus sueños en realidad.

Voz mujer: Somos el verde de nuestra fe, el blanco de nuestra unión y el rojo de nuestra lucha.

Somos los que sostenemos la bandera.

Voz hombre: Somos los que defendemos nuestra nación.

Locutor: Cámara de Diputados, LXII Legislatura.

Al oír la pieza publicitaria, es difícil no pensar en parodiarla, pero antes de hacerlo también se antoja examinar el texto, así como dilucidar cuál es el objetivo de la campaña. En cuanto a esto último, al aparecer como rúbrica del anuncio el nombre de la Cámara de Diputados, LXII Legislatura, es lógico que se trata de una campaña para recomponer la imagen de los diputados, que en las últimas encuestas de opinión resultaron con bajas calificaciones. Sólo los sindicatos, los partidos políticos y la policía en este orden tuvieron peor saldo que los honorables legisladores.

Si, con el anuncio aludido, pretenden mejorar su perfil en la percepción pública, les salió el tiro por la culata por ponerle demasiada crema a sus tacos.

Autonombrarse los que hacen que el Sol se levante es pretencioso hasta como metáfora. Somos raíz y brote que crecen vigorosos hacia el futuro es una frase que necesita especificar de qué raíz y de qué brote se trata. Si la raíz y el brote son de una planta de maíz, no está mal, pero si se trata de una planta supongamos de mariguana, el anuncio está pagado por el Centro Fox.

Reconozco que hay una frase que resulta creíble e, incluso, comprobable: Somos los apasionados que convierten sus sueños en realidad . Por lo pronto, los 500 curulecos convirtieron en realidad su sueño de vivir del erario. Luego se dan casos particulares, como el de José Rangel Espinosa, al que se le hizo realidad su sueño de circular en un automóvil sin placas pero con la charola de la Cámara; también está el tema de Luis Alberto Villarreal, que llevó a la realidad, según dicen, su sueño de pedir moches por los presupuestos asignados.

Lo que sigue me motiva a cuestionar: ¿a qué llaman su fe, a qué su unión, a qué su lucha? ¿Qué querrán decir con la frase somos los que sostenemos la bandera ? Que yo sepa, ellos ni siquiera desfilan.

El remate del mensaje, aunque ni el redactor del mismo lo cree, no está mal, pero sería insuperable con la consonancia que propongo: Somos los que defendemos nuestra nación cambiando la Constitución.

Ahora, aquí les va un anuncio similar pero firmado por la sociedad mexicana:

Somos los que nos levantamos a trabajar con el sol porque tenemos un gobierno que mantener. Somos los que podemos ir a las Islas Marías tan sólo por recibir un billete falso. Somos los 52 millones de pobres; los 11 millones que nos morimos de hambre; los 2 millones y medio de desempleados; los 7 millones de ninis que vemos a la delincuencia como tabla de salvación. Somos los que sólo pensamos en el futbol y soñamos con el quinto partido. Los que no tenemos memoria. Somos sus pendejos.