Ándale pues, ¡qué sigas mejor! , se oye decir al diputado federal David López Gutiérrez en el último tramo de la conversación siete minutos, nítidos, sin manipulaciones que el exvocero de Los Pinos sostuvo con Alfredo del Mazo González, líder indiscutible de una facción priista de la que habría surgido el peñismo.

La sinceridad y la cordialidad con la que se tratan ambos personajes, rubricada con esa cita, es la prueba de verdad del audio que desde ayer circula profusamente en las redes sociales. El exgobernador del Estado de México, con un padecimiento más allá de la famosa tos de fumador , cambió su residencia al Bello Puerto.

Retirado forzosamente de la vida pública, Del Mazo tiene aliados poderosos dentro del gabinete. ¿El principal? El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien juró que concentraría toda su energía para hacer que el primogénito de su jefe exalcalde de Huixquilucan y actual presidente de la Comisión de Presupuesto en San Lázaro sea nominado por el PRI a la gubernatura del Estado de México.

Con Del Mazo González nació el Chilorio Power. David López y su paisano Heriberto Galindo Quiñones estuvieron en aquella épica batalla entre priistas por la candidatura presidencial de 1988 y son protagonistas de uno de los despistes más recordados en la historia de los destapes dentro del tricolor. Otros integrantes de aquel equipo, además de Ruiz Esparza y Alfredo Elías Ayub, son Carlos Almada, Miguel Basáñez y Quirino Ordaz, recién llegado a la gubernatura de Sinaloa.

Traemos un desmadre, grande... ¿Eh? Y ya desde hace rato , será una de las frases más recordadas del audio filtrado (si López es sujeto de espionaje telefónico, ¿quién no?), y eso desgasta, desacredita, desprestigia... A ratos se vuelve muy complicado .

El desdén del peñismo es la crítica inherente. Con y sin gasolinazo o el incremento a las tarifas de la energía eléctrica. El ex vocero presidencial censura a los que todavía siguen en el gabinete y no han hecho la tarea. ¡Necesitamos resultados, que la gente sienta que estamos respondiendo! , externa con sorprendente frustración.

Del Mazo le aconseja solicitar a la brevedad una audiencia con el queridísimo jefe y amigo . Ésta seguro ocurrió en el segundo semestre del año pasado. De entonces también data la información de estudios cuantitativos y cualitativos sobre el debilitamiento de la aprobación presidencial y, sobre todo, del repudio al PRI.

Ambas variables, según los expertos en opinión pública, están directamente relacionadas. La estridencia del consenso todavía resuena en Los Pinos y la dirigencia nacional del PRI: el desplome del partido en el poder es fuertísimo y compromete la viabilidad del triunfo de los candidatos tricolores en las próximas elecciones de Coahuila, Nayarit y el Estado de México.

En la entidad gobernada por Eruviel Ávila Villegas, al cierre del 2016, Morena y el PAN registraban por encima del PRI en las intenciones de voto. El desánimo de las bases priistas ya había quedado plasmado en los focus groups: tras de cuatro años en el gobierno, el hijo pródigo se había olvidado de sus orígenes. Y sólo sus consentidos disfrutaban de las mieles del poder.

¿El parentesco entre el Ejecutivo federal y Alfredo Del Mazo será un determinante del voto? Más bien, un argumento para la oposición y la crítica habitual del círculo rojo. La apuesta del priismo en la cuña de Peña Nieto claramente radica en la fuerza de sus estructuras.

A finales de la semana pasada, tras de dos meses de incertidumbre, parecía estar la suerte echada. Pero en las últimas horas habría señales de una rebelión en curso. Entre éstas, sin duda, está la filtración de la conversación entre los delmacistas. Pero también están las consultas que justo hace una semana realizó el alcalde de Tecámac y exlíder del Congreso del Estado de México, Aarón Urbina Bedolla, entre los alcaldes priistas, quienes rechazan un dedazo que origine a una derrota en el bastión del peñismo.

La idea que empuja esta sedición esconde el pleito que confronta al montielismo con los delmacistas. Y abre el camino a una tercera vía...

EFECTOS SECUNDARIOS

¿INFLUENCER? El CEN del PAN, que preside Ricardo Anaya Cortés, implantó el método de las mesas políticas para dialogar con los aspirantes a las candidaturas que postulará el blanquiazul en las tres entidades que renovarán gubernaturas, el próximo 4 de junio. Para Coahuila habilitaron cuatro sillas para Guillermo Anaya, Luis Fernando Salazar, Isidro López y Silvia Garza, quienes aceptaron someterse a una batería de mediciones cuyos resultados serían irrebatibles. Salazar se ubica en tercer lugar. El senador y su equipo ahora se quejan de que el mecanismo de selección minimizó el posicionamiento en las redes sociales, al tiempo que sus apoyadores insinuaron que Anaya tiene acuerdo con el PRI, que definirá a su abanderado entre el alcalde de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, y la senadora Hilda Flores Escalera. Las últimas encuestas identifican a Riquelme como el priista mejor posicionado y con mayor intención de voto. En aquella entidad fronteriza, este miércoles quedarán registrados los precandidatos y en caso de ser admitidos dos o más aspirantes, la precampaña correrá entre el 20 enero y el 25 de febrero.

[email protected]