La mejor forma de predecir el futuro es construirlo.

Anónimo

LA OPORTUNIDAD ES PARA ELLOS. LA OBLIGACIÓN ES NUESTRA. El próximo 30 de abril se celebra el Día del Niño. Nos pareció un buen momento para reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos los adultos de poder iniciar un proceso de inversión en los niños y jóvenes (hijos, sobrinos, nietos, ahijados, amigos, etcétera) cuyo perfil de inversión en términos de aversión al riesgo, plazo y objetivos de rendimiento resulte ideal para considerar alternativas como la Bolsa de Valores, pero que no lo hacen pues “aparentemente no cuentan con recursos suficientes”. Se deja entonces una importante decisión para una edad mayor (que muchos nunca toman), desaprovechando así un tiempo muy valioso.

Subrayo “aparentemente no cuentan con recursos suficientes”, pues es de todos conocida la cantidad de regalos que un niño puede recibir a lo largo de un año (cumpleaños, santo, Día del Niño, Navidad, Reyes Magos, entre otros) y que pocas veces consideramos orientarlos a una inversión cuyo rendimiento a futuro puede hacer una diferencia importante en el proceso de construcción de patrimonio. Lo invito a monetizar por un año estos regalos, invertirlos en Bolsa bajo una óptica de empresarios (dueños de empresa) y ya verá lo que tendrán esos niños y jóvenes al terminar la universidad.

SUS RETOS. Uno de los grandes pendientes en México es la educación financiera. Existen muchos mitos en el país que han limitado un mayor conocimiento y participación en esta actividad que ha demostrado contribuir de manera decisiva a la construcción y preservación de patrimonios para muchos individuos en el mundo. Muchas generaciones en México han dejado pasar grandes oportunidades por desconocimiento, al suponer que saber invertir es sólo para especialistas (economistas, administradores, economistas o financieros). La inversión es una materia universal. No importa la profesión que se decida, ya que saber decidir es indispensable. Los retos de los niños y jóvenes son cada vez mayores. Enfrentarán un ámbito laboral más competitivo, al tiempo de que la esperanza de vida es cada vez mayor. ¡Sí! Las nuevas generaciones vivirán más tiempo, pero ojalá que lo hagan con mejor calidad de vida.

NUESTRO VEHÍCULO (FONDO SNX). Esta invitación la llevamos haciendo desde hace años. La primera edición del libro la bolsa de valores es para los niños se publicó hace más de 10 años y funcionó muy bien para quienes atendieron la invitación. Ahora, el proyecto de SNX a través de un fondo nos permite ayudar a la construcción y preservación de patrimonios con cantidades sumamente accesibles. No es casualidad, el proyecto fue diseñado para que los buenos resultados de una estrategia integral en Bolsa (ver anexo al interior) fuera accesible para distintos perfiles de inversionistas, incluyendo niños y jóvenes. Si tiene cualquier pregunta o duda, contáctenos por favor (snx.sinexcusas.com).

ANEXO: RESULTADOS. En 19 años, nuestra estrategia viene superado el índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 18 de ellos (95 por ciento). En el 2016, nos venció el IPC por el impacto de la elección de Donald Trump (noviembre) en EU.

La variación o rendimiento (%) promedio anual de nuestra estrategia en estos 19 años (hasta inicios de abril del 2019) es de 20.22%, la cual se compara muy favorablemente con el rendimiento promedio en el mismo periodo de 13.03% del IPC, pero con un mucho menor riesgo.

Con el efecto del interés compuesto, el promedio anual mejora sustancialmente para la estrategia SNX hacia 117.06% contra 33.53% del IPC. Ésta es la razón principal de entender esta inversión en un horizonte de mayor plazo.

La estrategia SNX inicio el 16 de julio del 2018 en el Fondo SNX que actualmente se distribuye en Grupo Financiero Actinver.

Es socio fundador de SNX, Constructores de Patrimonio. Puedes escribir tus comentarios y dudas al correo [email protected]

[email protected]