Ha sido, parafraseando a Lemony Snicket, una serie de eventos desafortunados que comenzaron a gestarse poco después de la Semana Santa.

Los sondeos, desde entonces, abren un océano entre los candidatos del PRI en las 14 entidades donde se renovarán los poderes locales este 4 de julio y los candidatos del PAN, PRD, PT y Convergencia.

En la cúpula de la oposición al PRI, comenzó a gestarse un trueque: la declinación pública de las candidata del PRD a las gubernaturas de Aguascalientes, Nora Ruvalcaba, y de Tlaxcala, Minerva Hernández, en favor de los abanderados del PAN en ambas entidades.

Se trataba fortalecer las opciones realmente competitivas con los priístas en los estados donde no se habían podido concretar coaliciones opositoras.

En todo caso, no hubiera sido un agandalle que favoreciera al PAN.

Justamente se trataba de que tanto ese partido como el PRD preservaran el poder en los estados donde actualmente gobiernan.

Era un esquema ganar-ganar. Las candidatas perredistas declinaban y, a cambio, el abanderado del blanquiazul en Zacatecas, Cuauhtémoc Calderón, haría lo propio para favorecer al perredista Antonio Mejía Haro.

Las negociaciones entre César Nava y Jesús Ortega estuvieron antecedidas por mediciones puntuales, que apuntalaban la lógica dominante. Las declinaciones, cuando estaban a punto de concretarse, se vieron frustradas por una acción del gobierno federal: la acción judicial en contra del alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez.

A partir de ese momento, se suscitó el caos en las campañas electorales. A mediados de mayo, la cúpula panista optó por las campañas negativas, con la consecuente guerra de lodo que actualmente presenciamos.

Tampoco es que hayan sorprendido a los priístas. El gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, ya había sido advertido -desde principios de este año- de que operaba en Boca del Río un centro de escucha e intervención telefónica en un local que cuenta con la protección de las fuerzas federales (por eso no pudieron desactivarlo). La contrainteligencia fidelista incluso detectó el funcionamiento de otro centro de similares características en Banderilla, un municipio conurbado a la capital, Xalapa.

De hecho, las filtraciones de las llamadas telefónicas que incriminan a los gobernadores de Puebla, Sinaloa, Oaxaca y Veracruz se adelantan a los obuses mediáticos que serían lanzados contra los candidatos opositores.

Ahora mismo, no puede descartarse que Xóchitl Gálvez, en Hidalgo, y Rafael Moreno-Valle, en Puebla, sean blancos de denuestos que manchen su reputación.

La pregunta de fondo es: ¿modificarán las tendencias electorales la filtración de estas llamadas? Muy poco, si nos atenemos a los resultados de los tracking polls de los últimos días. Ni Javier Duarte, en Veracruz, ni Eviel Pérez Magaña, en Oaxaca, ni Javier López-Zavala, en Puebla, ni Jesús Vizcarra, en Sinaloa han visto disminuir sus ventajas.

Si ya es imposible revertir las tendencias, ¿qué harán el PAN y el PRD? ¿Van a la anulación?

EFECTOS SECUNDARIOS

ALEGRES. En La Rural, un lugar donde se consumen buenos cárnicos y caldos de la pampa, dos antiguos zedillistas se deleitaron con el partido Argentina-Grecia, que ganó la albiceleste: Francisco Labastida Ochoa y Jesús Reyes-Heroles.

ACLARACIONES. El Gobernador de Veracruz ha puesto el dedo en la llaga: ¿cuál es el estatus migratorio de los ciudadanos israelíes David Tsur y Víctor Maor? Oficialmente, ambos personajes han sido identificados como asesores en materia de seguridad del candidato panista Miguel Ángel Yunes, pero muchos los señalan como presuntos responsables del jarochogate. Por cierto, anoche se completaba el ciclo de debates en estas campañas, organizado por las autoridades electorales con el encuentro entre los aspirantes a la gubernatura de Veracruz.

¿PROVOCACIÓN? Resulta que al margen de los canales gubernamentales, la presidenta nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo, convocó a los aspirantes a la gubernatura de Puebla a exponer su plataforma de campaña ante los agremiados de las secciones 23 y 51 del gremio magisterial. Sabedor de que la maestra apadrina al abanderado de la coalición opositora, Rafael Moreno-Valle, el priísta Javier López Zavala valora declinar esa atenta y comedida invitación.

OPERATIVOS. El Instituto Nacional de Migración activó el Operativo de Verano 2010 de los Grupos Beta. Este programa, que estará vigente del 21 de junio al 23 de septiembre, prevé el reforzamiento de patrullajes, asistencia social humanitaria, rescate y orientación a nacionales y migrantes documentados e indocumentados en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas en la frontera norte, y Veracruz, Chiapas y Tabasco en la frontera sur. Los agentes migratorios tratarán de disuadir a los nacionales y migrantes de continuar su viaje, ya que estarán expuestos a sufrir deshidratación debido a largas caminatas bajo temperaturas de más de 40 grados centígrados que se han registrado ya en el norte del país y que se esperan en los próximos meses.