No obstante que el presidente López Obrador ha pregonado que en su gobierno desaparecerán —a veces da por hecho que ya desaparecieron— onerosas prácticas del pasado, algunas de ellas siguen vigentes entre la burocracia.

Me enteré a través de un reportaje de Pedro Villa y Caña, realizado para El Universal, de una lista de dependencias gubernamentales que no han podido abandonar la costumbre establecida en anteriores sexenios y que, por lo visto, ya se volvió tradición, de festejar con fiestas, regalos, espectáculos, juguetes y, por supuesto, la típica rosca,  el Día de Reyes. (Aquí imagino el pensamiento que motivó a los jefes que autorizaron los gastos que, más adelante, trataré de pormenorizar: “Porque uno como quiera, pero las criaturas...”).

Fueron 13 las dependencias federales que en conjunto gastaron 11 millones 164 mil 279 pesos en celebrar a los Santos Reyes. (Y eso que México es una república y que, oficialmente, no existen ni los santos ni los reyes).

Entre las instituciones manirrotas, está apuntada la Policía Federal que repartió 6 millones 346 mil 391 pesos correspondientes a 10 salarios mínimos para los elementos que tienen hijos registrados en el censo de la dependencia. (¿Les dieron lo mismo a los que tienen solamente un hijo, o una niña y un niño —la parejita—, que a los que buscando la parejita tienen 4 o 5 del mismo género?).

La Secretaría de Marina celebró el 11 de enero a los Reyes Magos. No me haga mucho caso pero, al parecer, el retraso se debió a que hasta ese día juntaron los ¡3 millones 939 mil 522 pesos! que costó el espectáculo que fue presentado en su sede nacional. Uno se pregunta con admiración: ¡¿Actuarían los Tigres del Norte o Luis Miguel?! La empresa productora del evento, según se supo, se llama E+E Eventos, R.L: de C.V. Este redactor buscó en internet y dicha productora no aparece en ningún rubro relacionado con el negocio del espectáculo. No quiero ser mal pensado, pero creo que uno o varios funcionarios recibieron su moche como regalo retrasado del Día de Reyes. Sería conveniente que Comunicación Social de Marina dijera quiénes actuaron o en qué consistió el carísimo espectáculo. (A lo mejor Shakira y Jennifer López aceptaron venir para hacer un ensayo del Show que, el domingo, presentaron en el Super Bowl).

Esto contrasta con los 139 mil 279 pesos que pagó la Secretaría de Hacienda por un espectáculo del Circo Atayde en la Carpa Astros, en la Ciudad de México. Por su parte, el Infonavit desembolsó 73 mil 898 por 245 roscas de reyes, 401 litros de leche con chocolate y 122 muñecos de plástico.

La Secretaría de Cultura erogó 918 mil 41 pesos en entradas para un bioparque capitalino, la entrada incluyó un combo de comida; además, se entregaron “603 juguetes a trabajadores de nivel operativo y a sus hijos de hasta 12 años”. (¿Qué estarán haciendo con sus juguetes los trabajadores?)

Pero de lo consignado por el reportero Villa y Caña, lo que más me llamó la atención fue lo que dio a conocer la Suprema Corte de Justicia de la Nación: Según el contrato que tiene con el Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial de la Federación, le entregó 314 mil 238 pesos para esta celebración. Además, el convenio establece que el Tribunal debe entregar dinero al Sindicato para los festejos del Día del Niño, de las Madres, del Padre, del Servidor Público, del Artesano (¿?) y del Intendente; fiestas de fin de año, congresos y torneos deportivos. (Al parecer, estudian la posibilidad de que en la 4T se entreguen recursos económicos para celebrar el Día del Perro y el del Árbol).

WhatsApp

Si la fila está muy larga, tosa y diga: “no sé lo que me pasa desde que llegué de China”.

Manuel Ajenjo

Escritor y guionista de televisión

El Privilegio de Opinar

Guionista de televisión mexicano. Conocido por haber hecho los libretos de programas como Ensalada de Locos, La carabina de Ambrosio, La Güereja y algo más, El privilegio de mandar, entre otros.