A finales de marzo se han publicado tres encuestas donde el presidente tiene 49% de aprobación, muy lejos de 70 u 80% de enero del 2019. La caída comenzó al inicio del año, pero se ha acelerado en el último mes.

La encuesta publicada por Reforma (02.03.20) al inicio de marzo ofrece algunas de las razones de esta caída. Se hizo antes de la crisis del Covid-19, pero ya el rechazo era manifiesto.

Indica 67% que el presidente no ha dado resultados en reducir la violencia y 62% en combatir al crimen organizado.

Para 51% el presidente no ha dado resultados en mejorar la economía, para 49% en reducir la pobreza y para 45% en generar bienestar en el país.

En relación directa con lo anterior, 56% piensa que el presidente trata mal el tema del combate al crimen organizado y 50% el de la seguridad.

Para 41% no está bien cómo maneja la economía y 37% el combate a la pobreza. Sobre la salud, antes del Covid-19, 46% piensa que no hace un buen trabajo frente a 34% que piensa lo hace bien.

En los últimos 12 meses, 76% considera que la seguridad pública ha empeorado (47%) o sigue igual (29%), frente a 21% que dice ha mejorado.

Para 87% la violencia en el país ha aumentado (57%) y sigue igual (30%), y sólo para 11% ha mejorado.

Refiere 64% que la situación económica del país sigue igual o ha empeorado, contra 33% que afirma ha mejorado.

A nivel familiar, 68% considera que su situación económica sigue igual (40%) y ha empeorado (28%), frente a 21% que dice ha mejorado.

Seguridad y economía (empleo) son los dos temas centrales que más preocupan a la ciudadanía y es a partir de los resultados en estos rubros que valora, en última instancia, la gestión del presidente y su gobierno.

En un tema central para el presidente como es el de la corrupción, 63% piensa que ésta ha aumentado en el gobierno o sigue igual, contra 31% que afirma ha mejorado.

A pesar del claro rechazo a la gestión del presidente sigue conservando niveles altos en sus atributos personales. Opina 67% que es simpático, 60% que es justo y 58% que es honesto.

De manera contradictoria, con la desaprobación creciente de su gestión, 58% piensa que es capaz de gobernar y 54% que gobierna para todos.

En todas las encuestas de inicio y finales de marzo se ve que la falta de resultados empieza ya a pegar en la imagen positiva del presidente que ha visto disminuido, de manera considerable, sus niveles de aprobación.

Los datos anteriores son antes de que explotara la crisis del Covid-19 que habrá de complicarse en las próximas semanas. En las encuestas ya refleja un rechazo a la gestión del presidente y su gobierno frente a la pandemia.

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar

Asesor Político

Convicciones

Licenciado en filosofía, maestro en sociología y doctor en ciencias sociales por la Universidad Iberoamericana (Campus Santa Fe, México). Tiene estudios de comunicación en el ITESO (Guadalajara, Jalisco) y de desarrollo institucional en el INODEP (París, Francia). De 1966 a 1979 estuvo en la Compañía de Jesús.