Los resultados de las elecciones en Hidalgo y Coahuila son un termómetro para medir el rechazo hacia el presidente y su partido. También podrían leerse como la antesala de lo que muchos esperaríamos que suceda en 2021 cuando la intención creciente es que Morena y sus aliados no obtengan la mayoría en la Cámra de Diputados ni ganen gubernaturas y alcaldías.

La lección más importante del proceso electoral es que a Morena se le puede y debe derrotar desde lo local. Es momento de empezar a construir bloques de oposición que frenen el crecimiento de Morena a nivel estatal. Los partidos políticos de oposición deben formar alianzas que den lo suficiente para arrebatarles distrito por distrito, alcaldías y gobernaturas. Es hora de fortalecer localmente a los partidos políticos de oposición y apoyar a todos los gobernadores de oposición. Ahí está un camino para recuperar a México.

La batalla será épica. Preocupa enormemente que el Tribunal Electoral haya doblado las manos ante el capricho del presidente. Siendo la última voz en el proceso electoral, su sesgo preocupa considerablemente pues han dejado un precedente que indica hacia dónde están dispuestos a inclinar la balanza.

La decisión tan desafortunada de los Magistrados deja ver que son serviles a un hombre y no guardianes del Estado de Derecho. Su decisión de otorgar registro a tres nuevos partidos políticos que claramente tienen un vínculo con Morena y negarle descaradamente el registro a México Libre, es un síntoma inequívoco de que, la venganza es más grande que la convicción por hacer prevalecer y salvar la democracia.

El panorama político-electoral rumbo a 2021 se vuelve más complejo si sumamos el apoyo de los tres nuevos partidos a la 4T. El triunfo del PRI en Coahuila e Hidalgo entusiasma sólo por el hecho de que Morena no ganara. Sin embargo, preferir que gane al PRI a Morena tampoco debería ser consuelo, es sólo un síntoma de lo lastimado que está México.

No olvidemos que es en ese partido donde surgieron y se formaron la mayoría de los morenistas y fueron precisamente los excesos y errores de ese partido durante el gobierno de Peña Nieto los que pavimentaron su llegada al poder sellando un pacto de impunidad que nos tiene hundidos.

La máxima prioridad es sacar a Morena en 2021, todos unidos en un solo bloque opositor. Es momento de seguir construyendo alternativas para no tener que conformarnos con partidos como el PRI que tanto daño le han hecho a México directa e indirectamente. Los mexicanos podemos apirar a mucho más. Empecemos a construir una verdadera opsición desde los estados.

Armando Regil Velasco es Presidente Fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora A.C. (IPEA). Primer Think Tank de jóvenes mexicanos y de Un millón de jóvenes por México. E-mail: aregil@ipea.institute

@armando_regil

Armando Regil Velasco

Licenciado en Negocios Internacionales

Ágora 2.0

Licenciado en Negocios Internacionales graduado con mención honorífica por el Tec de Monterrey. Estudió Economía y Políticas Públicas en Georgetown University. Cuenta con diversos diplomados de institutos como: la University of International Business and Economics de Beijing.