Democratizar el acceso al financiamiento es un objetivo del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 y FIRA, como parte de la banca de desarrollo que coordina la SHCP, contribuye con este propósito

Los productos y servicios de FIRA facilitan el acceso al crédito a proyectos relacionados con la agricultura, ganadería, avicultura, agroindustria, pesca y otras actividades conexas o afines que se realizan en el medio rural (localidades de hasta 50,000 habitantes).

En la presente columna mencionaré algunos beneficios de brindar acceso al financiamiento a pequeños emprendedores restringidos crediticiamente.

Los investigadores Manuela Angelucci, Dean Karlan y Johnatan Zinman (2015) realizaron un experimento, entre el 2009 y el 2012, con la colaboración de Compartamos Banco, que consistió en elegir localidades (tratamiento) en las cuales ofrecía el producto Crédito Mujer y localidades, cercanas y parecidas (controles), en las que no ofrecía dicho producto. Su objetivo principal era estimar el impacto del microcrédito en variables como ingreso del hogar, crecimiento de negocios y la probabilidad de adquirir otro crédito.

Crédito Mujer es un producto de Compartamos Banco dirigido a mujeres emprendedoras, dueñas de un negocio o que estén por iniciar alguno.

Al momento del experimento, las interesadas debían formar parte de un grupo mínimo de 10 personas y máximo 50 (este grupo tiene la función de aval solidario), tener entre 18 y 98 años de edad, contar con comprobantes de domicilio e identificación oficial y debían aportar 5% del monto solicitado como garantía.

El monto del crédito, por cada integrante del grupo, podía ser entre 4,000 y 60,000 pesos. El plazo para pagar el crédito era de 16 semanas.

Las emprendedoras podían renovar el crédito y solicitar un monto mayor al solicitado de inicio. Actualmente, el producto sigue funcionando pero con modificaciones en montos y tasas.

Los principales resultados en la población beneficiaria fueron los siguientes: las mujeres se empoderaron en su hogar, esto al adquirir mayor relevancia en las decisiones financieras de su familia; aumentó la incorporación y permanencia de los niños en edad escolar; por último, también creció el tamaño de los negocios existentes y el ingreso del hogar.

Un aspecto clave de este estudio es que se enfocó en mujeres emprendedoras (aquellas con un negocio propio o en vísperas de iniciar uno).

Aunque las cantidades prestadas pueden ser relativamente pequeñas, contar con esta alternativa brindó a estas mujeres la oportunidad de emprender o invertir en su negocio.

Una de las ventajas de Compartamos Banco es que tanto su estructura como su misión le permiten llegar a emprendedoras que, usualmente, no son atendidas por la banca tradicional.

Es por esto que dicho intermediario financiero es un socio estratégico de FIRA para contribuir a la democratización del financiamiento.

En la próxima entrega escribiré de las herramientas que emplea FIRA para impulsar, de manera responsable, el crédito a los pequeños emprendedores.

*Jorge Lara Álvarez es subdirector de Evaluación de Programas en FIRA.

[email protected]

La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.