El máximo tribunal de justicia del país, la SCJN, ni el ministro que preside la Primera Sala, Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, han dicho que Florence Cassez, es inocente. Simplemente, está corrigiendo un procedimiento. Que es la administración de Felipe Calderón, impulso en el Congreso de la Unión: el debido proceso’’.

Marzo del 2012, todos se están rasgando las vestiduras. Partidos políticos, el responsable de los asuntos del interior, anexas y saldrán más agoreros de éste gobierno. Que ya se van o los que puedan utilizar. Este proceso, para ganancias políticas no ésta, antes que jurídicas.

Es el problema. Se supone que la reforma del 2008, iría más allá hasta el 2016.

¿Sabrán los que gobiernan, adeptos, seguidores o engaña bobos, que les llegaría su tiempo para impulsar esas reformas?

Pues bien, ahí estamos.

Con los 70 años del Partido Revolucionario Institucional (PRI), vivimos las reformas constitucionales, para beneficiar a los ladrones de cuello blanco.

No crean, que no tenemos memoria.

El expresidente, Vicente Fox, desde el

2000, se dedicó a firmar, todo lo que fuera cuestión de México, como si fuera su tarjeta de crédito. La cuenta, le llegó a Felipe Calderón, que junto a los monosabios’’, le dijeron que: la democracia es futuro, hoy están pagando el plato’’, no el pato.

De todos lados del gobierno han salido conocedores del derecho’’. Lo malo es que lo saben, pero, al revés’’.

Es así, como se teje la justicia. Una linda mujer, que sostiene una balanza, llamada Themis. Versión de cielo y tierra, pero muchos de ellos, incluso al presidente Felipe Calderón, que estudió derecho, en una gran escuela, no se le dio el entendimiento.

Pasó por La Libre de Derecho.

Híjole. Son muchas historias encontradas de abogados grandes y casos.

No, digo nombres, porque lastimaría a grandes abogados mexicanos. Lo que no puedo decir del Presidente y su esposa, Margarita Zavala, que se graduaron en esa escuela.

Lo que sí puedo ponderar. Es por qué no le preguntaron a los buenos. Uno de ellos, se fue ofendido y decepcionado del gobierno. Un secretario de Gobernación.

Vamos a lo que nos ocupa. Son muchos datos. Mucha palabrería y posturas políticas.

¿Acaso la francesa, Florence Cassez, era militante de algún partido político de ellos?

¡Claro que no!

Entonces, dejemos el trabajo a los que corrigen las estupideces del constituyente, la SCJN.

COMMODATO

¡¡¡No te cayes!!!

Carajo.

Y ya para que les cuento. Una vergüenza de PGR, sobre esto. Creo que aparecerá en el diario escrito.