Ante la posibilidad de que el nuevo gobierno de la República retome el proyecto del tren rápido México-Querétaro, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dos grupos se han confrontado para identificar la manera en que heredarán el que fuera un deseo de la actual administración.

El periódico AM de Querétaro tiene información de que al interior de dicha dependencia federal hay una propuesta de generar un conflicto social. Esto se lograría mediante la petición de rembolso a los ejidatarios.

Es decir, la dependencia federal pediría que los dueños de los predios donde se construirá infraestructura devuelvan el dinero que se les asignó por concepto de la “liberación de predios” a favor del gobierno federal.

La información a la que tuvo acceso esa casa editorial refiere que, en total, se adelantaron pagos en 932 predios, en los tres estados por los que pasaría el tren rápido, Querétaro, Hidalgo y el Estado de México. Para la obra total se requieren 1,900 predios.

Desde el 2014, previo a que se detuviera el proyecto, se había generado un pago de 100% por 430 predios, mientras que cerca de 500 tuvieron un pago parcial. Además, otros 800 predios se encuentran en estatus de “pendientes por conciliar”.

Esta propuesta busca afectar a 20 ejidos en Querétaro, 15 en el Estado de México y otros 20 en Hidalgo.

Fuentes cercanas al gobierno federal, a las que tuvo acceso ese medio de comunicación, señalaron que “el gobierno de Enrique Peña Nieto pagó más de 500 millones de pesos en derechos de vía y comprometió más de 350 contratos, mismos que ha incumplido”.

Por otra parte, uno de los contadores cercanos al secretario Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT, le ha recomendado que no es conveniente “sabotear a la nueva administración”, pese a que personajes del área jurídica ya cuentan con los formatos con los que pedirían el rembolso a los ejidatarios.

Actualmente, una empresa de origen español ha manifestado a Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, su deseo de participar en una licitación para realizar tal proyecto interestatal.