Esta semana el Senado es sede del foro Transparencia y parlamento abierto , cuyo lema va del acceso a la información a la apertura gubernamental, convocado por Transparencia Mexicana, Fundar Centro de Análisis e Investigación y el Instituto Nacional Demócrata. Durante la inauguración senadores de los distintos partidos políticos afirmaron que las organizaciones de la sociedad civil tienen derecho a participar y colaborar con el Congreso. Incluso fueron más allá al afirmar que estaban dispuestos a garantizar este derecho.

En una sociedad en la que las palabras no bastan si no hay acciones concretas que las avalen, el Senado enfrenta un verdadero dilema: cumplir con este compromiso o dejar que sea un discurso más. Los ciudadanos queremos saber si van a considerar nuestras propuestas o simplemente las van a ignorar.

Hace cuatro semanas jóvenes apartidistas en todo el país que integramos la red Un millón de jóvenes por México hicimos un llamado a los senadores que integran las comisiones de Gobernación, Justicia, Anticorrupción y Estudios Legislativos, para que no votaran el dictamen de iniciativa ciudadana.

El dictamen enviado por la Cámara de Diputados no sólo tiene errores evidentes sino que carece de elementos suficientes para hacer que la iniciativa ciudadana sea viable. A través de redes sociales pedimos a los senadores que abrieran un debate público para discutir y complementar esta iniciativa. Es difícil creer que sean los partidos políticos quienes diseñen la iniciativa ciudadana.

Algunos senadores respondieron de manera positiva, reconociendo que las propuestas que hacemos son puntuales, sensatas y necesarias para dar viabilidad a esta figura. Así lo manifestaron durante la reunión de comisiones unidas, dejando claro su apoyo a los jóvenes. A pesar de lograr que el dictamen no haya sido votado, nos preocupa que no exista certeza si las propuestas que hemos hecho serán consideradas o no. Hoy existen dos riesgos: que el dictamen se meta a la congeladora o que se apruebe incompleto.

Si los senadores realmente están dispuestos a permitir que los ciudadanos participemos y colaboremos con el Congreso, es ahora cuando deben demostrarlo. La iniciativa ciudadana es una oportunidad para que México no sólo sea una democracia representativa sino una democracia mucho más participativa.

Twitter: @armando_regil