Vamos paso a paso en materia de salud. En el más reciente comunicado que dieron a conocer la Secretaría de Salud, al mando de Jorge Alcocer; el Insabi, que comanda Juan Antonio Ferrer y la UNOPS, bajo la tutela de Grete Faremo, hacen referencia a la generación de ahorros por 117 millones de dólares, pero hasta esto tiene sus detalles.

Este ahorro representa 2,574 millones de pesos mexicanos, es decir, sería el equivalente a 42 millones de piezas de metotrexato (se vendía a gobierno a 61 pesos en las licitaciones consolidadas del IMSS, en el sexenio de Enrique Peña Nieto).

Este ahorro significa la adquisición de 11 millones de piezas para quimioterapias, o sea, 5.5 años de abasto total de quimioterapias, que bien sabemos todos son tan desesperadamente necesarias para niños, mujeres y padres de familia.

Pero hasta ahora no se ha dicho si el ahorro será destinado a algún lado. Se tendría un buen impacto, si es que se quiere, y no dar marcha atrás. Porque lo cierto es que en el sexenio anterior se adquirían al año un promedio de 2 millones de piezas, mientras que en 2020 el gobierno de Andrés Manuel López Obrador solamente adjudicó contratos por 600,000; y más aún, en 2021 no se ha hecho público ningún contrato. ¿Cómo se hará frente a la demanda que no se atendía si en lugar de avanzar se recortó 80% en 2020 y este año el tema se ha quedado en el tintero?

Pensemos que el ahorro generado en la compra de medicamentos se podría destinar a la compra de vacunas para combatir el Covid-19. Representaría la adquisición de 12.8 millones de vacunas anti Covid-19. ¿El gobierno sabe que la vacuna no es eterna? ¿Que cada año hay que seguir revacunando con dosis iniciales y de refuerzo? ¿Que se necesitan dólares para pagar las vacunas que necesitamos?

El comunicado está claramente redactado. Lo que no me queda claro es qué harán con esos “ahorros”. Qué aplaudimos si no se aclaran las cosas y se deja de comprar para ahorrar.

El comunicado se autobendice, usando términos como “transparencia”, “integridad”, “competencia efectiva”. Dice que se han emitido cientos y cientos de órdenes de entrega.

Como mexicanos necesitamos saber, en aras de seguir siendo uno de los Estados más transparentes del mundo, ¿a quiénes fueron emitidas, a qué precios?, ¿cómo tomaron la decisión de emitir la orden a tal o cual proveedor?

¿Qué sucedió con las claves de medicamentos que quedaron desiertas? ¿Dónde y cuándo se adquirirán el resto de las claves? Hay mucho que aclarar sobre el ahorro en materia de salud.

Sigue la delincuencia. Quien la ha padecido es el Banco del Bienestar, al mando de Diana Álvarez. Los asaltos a las sucursales, ya instaladas, están a la orden del día.

Nos informaron que la madrugada del 26 de marzo se robaron 2 millones 500,000 pesos de la sucursal ubicada en Jiquilpan, Michoacán. Lo raro es que la caja fuerte estaba intacta.

El 29 de marzo, en la sucursal 844, de Valle de Bravo, a las 5 de la tarde, el personal que todavía estaba laborando abrió la puerta para recibir flores, y dos sujetos armados se llevaron un millón 900,000 pesos. ¿No hay protocolos?

Ese mismo día, en la sucursal 705 de Tehuantepec, Oaxaca, a las 8:30 de la noche, tres sujetos armados se llevaron 5 millones de pesos. ¡Vaya delincuencia!

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor