La decisión de reducir a Pemex operativa, financiera y presupuestalmente va a desaparecer muchos de los procesos iniciados después de la reforma energética y que pondrían a la empresa productiva del Estado en condiciones de competir en un mercado abierto.

Los cambios legales de la industria petrolera incluyen la apertura en todas las actividades de hidrocarburos, primarias y secundarias, también nuevos reguladores reales y un nivel de autonomía presupuestal y de negocios.

Pero después del anuncio de que Pemex debe hacer un recorte de 100,000 millones, lo que hay es un salto para atrás en la autonomía; de nuevo, desde la SHCP se decide qué debe hacer Pemex, las obras a detener, los proyectos a parar y los negocios inconclusos. No hay duda de quién manda ahora. ¿Dónde estaba el presidente del Consejo de Administración de Pemex el día que la SHCP y Banxico anunciaron el recorte? Ese día el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, estaba en Chihuahua, con el papa.

De la nueva gerencia hay dos hombres esenciales: Carlos Alberto Treviño Medina, que llega como director corporativo de Administración, y René Curiel Oscura, jefe de la Oficina de la Dirección General. Van a modificar los alcances de la Dirección de Transformación Industrial (refinación y petroquímica) y reunificar mandos en Exploración y Producción.

La salida de Alejandro Martínez Sibaja rompe muchos de los acuerdos que se tenían en marcha con grupos internacionales, se habló con muchos sobre posibles alianzas, de la llegada de empresas como Trafigura. Suponemos ahora que todo eso quedó, si no en el olvido, al menos suspendido.

Los recortes se harán a los proyectos multianuales y los que están avanzados se verán detenidos, lo que daña a los proveedores. A saber, en este momento, las empresas involucradas y que pueden causar severos daños en la credibilidad de Pemex son ICA Fluor, Odebrecht, Samsung Engineering, Diavaz, Carso, Técnicas Reunidas. En algunos casos las embajadas están enteradas y podrían intervenir. Pemex les tiene que pagar y pronto, con todo y recorte, y ya sea que pague la petrolera o sus nuevos jefes en la SHCP. Por lo pronto está pendiente la Asamblea Extraordinaria de Pemex y necesitan convencer a los consejeros independientes para realizarla.

Buzos

  1. Edgar Torres, director de Pemex Fertilizantes, es un economista de Harvard, amigo del anterior director, pero es notorio que no sabe de fertilizantes y ahora debe presentar avances tangibles de su gestión o se comprobará que no sirve para el puesto. A él le dieron todo el apoyo aun en perjuicio de otras áreas para reinsertar a la paraestatal en el negocio de fertilizantes, a pesar de que Pemex se salió del mismo por inviable.
  2. En el área de Pemex Logística, a cargo de Francisco Fuentes, los choferes tendrán que competir entre ellos, siendo más eficaces y sobre todo competitivos, porque la guadaña les va a andar muy cerca y, como diría el gran hermano, estarán nominados todos. La apertura los va a poner a trabajar, resulta que ahora con los bajos precios del crudo esta subsidiaria se convierte en una área estratégica y se supone ya está preparada para competir y formalizar alianzas.
  3. Hay un rumor de que se va Daniel Ramírez Ruiz, responsable del Órgano Interno de Control (OIC), por instrucciones de la Secretaría de la Función Pública.
  4. Dentro de Pemex, todo mundo anda nervioso, intranquilo. El director no ha visto a todos los directores. Las patadas debajo de la mesa están con todo y hasta a los amigos del administrador de Pemex, JAGA, ya les tocó algo; es el caso de Manuel Carrera Panizo, a quien critican por la falta de alianzas reales y productivas.