Es posible que casi al final del recorrido que hizo en la periferia de las obras del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, el designado Secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú ya estaba, por las razones que haya sido, digamos amostazado.

Fueron largar horas de un recorrido durante el cual el ingeniero hubo de escuchar una y otra vez los argumentos de los "macheteros de Atenco", quienes afirmaron que rechazarán cualquier decisión que no les acomode.

Eso explicaría que cuando llegado a los terrenos de la empresa privada que explota una mina de materiales, ya el ingeniero no quería saber quién se la hizo, sino quién se la pagaba. Y contra su habitual talante sereno, se comportó prepotente y amenazador.

Un atisbo de la estrategia de seguridad

Nos aseguró quien será el titular de la nueva Secretaría de Seguridad Pública, el licenciado Alfonso Durazo, que en unas semanas estará lista la estrategia de seguridad del nuevo gobierno para enfrentar lo que la gente de la Casa de Transición ha llamado "una crisis de seguridad".

A juzgar por lo que declaró en Toluca el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, dicha estrategia incluirá el reforzamiento de los despliegues de soldados, marinos y policías federales en las entidades con problemas de seguridad.

Habrá un esquema de coordinaciones locales y regionales, según lo apuntó lo cual, al final del día, hace suponer que la nueva estrategia, a querer o no, no puede soslayar la creciente agresividad de las bandas criminales.

¿Y el sistema nacional anticorrupción?

Es innegable que el hartazgo por la corrupción fue factor importante en los resultados de las elecciones presidenciales del pasado uno de julio, por lo cual es de suponerse que las mayorías en el Congreso de la Unión darán los pasos necesarios para fortalecer al Sistema Nacional Anticorrupción.

Sin embargo, las mayorías en el Congreso no muestran gran prisa por facilitar que se complete la tarea de integrar plenamente al Sistema Nacional Anticorrupción, pues hasta ahora sólo se han escuchado declaraciones, palabras, no acciones.

Eso parece reflejar la desconfianza que los personajes del próximo gobierno de la República han manifestado hacia las ONG, pero tarde o temprano habrán de tomar decisiones, en el Ejecutivo o en el Legislativo. No podrán posponerlas para siempre.

NOTAS EN REMOLINO

A cincuenta días de que termine el sexenio, a quienes respetamos al periodista Carlos Olmos, sólo nos resta expresarles nuestra solidaridad.

Paciencia, amigo, falta poco... En el debate por el futuro del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México el único tema que está ausente es cómo evitará el nuevo gobierno que se vayan a la basura los millones de pesos ahí invertidos por los Fondos de Retiro de los Trabajadores. Es como el elefante en la sala... Ya empezaron a circular iniciativas de la bancada de profesores de la CNTE para prohibir las evaluaciones al magisterio, aunque sea para nuevo ingreso o para futuros ascensos... Cuando la izquierda del PSOE llegó al poder en España, no tuvo que preocuparse por el sindicalismo, todos los sindicatos eran militantes de la izquierda.

En México, dicen, la ´´Cuarta Transformación´´ habrá de fundar su propio sindicalismo... Se van a multiplicar las escuchas telefónicas, ahora desde la Fepade se proponen tribunales especializados en materia electoral que autoricen escuchas telefónicas. Más tribunales y, sobre todo, ya no sabremos quién nos escucha cuando usamos el teléfono... ¿Qué habrá querido decir Alejandro Gertz Manero al ofrecer mano justa a los presuntos culpables de piratería?...

José Fonseca

Periodista Político

Café Político