La discriminación es uno de los lastres más perniciosos que una sociedad puede sufrir. Un país que discrimina no puede aspirar a la justicia. Es muy grave que los mexicanos discriminen, pero es peor cuando la discriminación proviene de un secretario estatal. Es el caso de Julio Glockner, titular de la Secretaría de Cultura de Puebla.

Con la llegada de Miguel Barbosa al gobierno, muchos pensaron que una nueva era estaba por comenzar. No voy a decir que estas expectativas se hayan roto, pero sí puedo afirmar que Julio Glockner hizo quedar mal al nuevo gobierno cuando discriminó por razones de edad al músico Fernando Lozano, titular de la filarmónica del Estado.

El hecho discriminatorio ocurrió en una rueda de prensa el 12 de septiembre pasado. Cito las palabras de Glockner:

"[Fernando Lozano] es un músico muy conocido, maestro de generaciones, de músicos y directores, entonces haríamos una serie de conciertos en su honor, digamos, para despedirlo correctamente con la intención de que la ciudadanía no se confunda y vea que lo despedimos bien. Ya está muy [Glockner hace una pausa en busca de la palabra adecuada], tiene 80 años, se ha desmayado en los conciertos, está operado recientemente de la columna. Los músicos dicen que cuando dirige, ellos ya no le hacen caso porque si atendieran a su dirección la música sería un fracaso, entonces ellos saben, la música la tienen ya bien aprendida y tocan prácticamente sin hacerle caso al director".

En ese momento, cuando dice que los músicos tocan sin hacerle caso al director, Glockner voltea a ver a la persona que tiene a su izquierda y ambos empiezan a reírse, lo que provoca también que el público asistente a la conferencia ría. Se están burlando de un adulto mayor que ha dedicado su vida a la música y que ha formado a cientos, si no es que miles de músicos, y que además está en aptitud de seguir dirigiendo. Quizá el secretario Glockner, la persona a su izquierda y todos los que se rieron en la conferencia ignoren que la dirección de orquesta es una actividad que se puede realizar hasta edades muy avanzadas: he ahí los casos de Karajan, Abbado, Celibedache, Bernstein, Solti, Boulez o Toscanini, todos ellos activos después de cumplir 80 años; o, entre los directores vivos en activo, los casos de Haitink (90 años), Osawa (84), Jansons (76), Mehta (83), Muti (78), Barenboim (76), Gardiner (76), Savall (78), Inbal (83), Järvi (82) y tantos más.

Después del momento de la risa, el secretario prosigue:

"Es una situación bastante complicada. Estamos por hablar con él [Lozano] ya la semana que entra para anunciarle la decisión de que tiene que haber un cambio en la Filarmónica".

El secretario de Cultura de Puebla anticipa la salida de Fernando Lozano después de reírse en público de él.

En el momento en que Glockner descalifica a Lozano y se burla está descalificando a todos los adultos mayores que siguen en activo. Se descalifica y se discrimina a sí mismo, pues Glockner es un adulto mayor, y descalifica y discrimina a algunos de los más importantes personajes de la 4T, empezando por López Obrador (65 años), Muñoz Ledo (86), Bartlett (83), Jiménez Espriú (82), Gertz Manero (79), Sánchez Cordero (72), Torruco (68), Romo (68) o Alcocer (73).

Suponer que una persona es incapaz de realizar un trabajo o cumplir una función simplemente porque es adulto mayor es un prejuicio que revela indolencia y frivolidad. Tanto Fernando Lozano como cualquiera de las personas de la 4T que mencioné en el párrafo anterior están perfectamente calificadas y en condiciones para realizar la labor que les ha sido conferida.

Más allá de la situación que se viva al interior de la Filarmónica 5 de Mayo —eso es otra cosa y se habrá de investigar si lo que dice el secretario en la conferencia es verdad—, si el gobierno de Puebla rescindiera a Fernando Lozano por el prejuicio de Julio Glockner estaría cometiendo un grave error y una irreparable injusticia. No es verdad, como asegura Glockner, que Lozano sea ya incapaz de dirigir y que los músicos no hagan ningún caso a sus indicaciones.

Muchos votaron por Miguel Barbosa con la esperanza de que la 4T también se implementara en Puebla. La discriminación y burla pública que hizo Glockner no desvirtúa al gobierno de Barbosa ni rompe estas esperanzas; sí deja muy mal parado al secretario, de quien se esperaría, por lo menos, retracción y disculpa públicas. Es lo menos que debería hacer.

Venus Rey Jr es músico, compositor, abogado, escritor y filósofo.