Sólo un muralista de calibre podría hacer pintar cuadros’’ en el PAN y PRD, porque en los institutos patrulla de Convergencia, Del Trabajo y Nueva Alianza, no se ve nada. Es cierto que ayer las alianzas entre ellos apostaron contra el caciquismo y lo lograron, pero quienes asumirán el poder, son priístas de cepa –¿O sepa?- aunque desilusionados.

Los líderes del PRD y PAN expresaron que Oaxaca es su joya de la corona’’ para el regreso, Puebla y Sinaloa otros bastiones para gobernar. Pero la pregunta es ¿Gabino Cué, Rafael Moreno Valle y Mario López Valdez acaso profesan el conservadurismo azul o el vandalismo perredista?

Los partidos Acción Nacional (PAN) y la Revolución Democrática (PRD) ya sueñan los comicios del 2011, que estará en disputa el estado de México, donde el astroboy’’ Enrique Peña Nieto, no va. Sino que lo prepararon desde que llegó a gobernar el lugar del mayor número de votantes del país, para retomar la silla de Los Pinos por el tricolor.

Ese será el verdadero laboratorio electoral’’. ¿Pero estarán al frente de los azules y los amarillos los mismos líderes: César Nava y Jesús Ortega Martínez? Eso no se sabe.

Los cuadros de jóvenes políticos del PAN y PRD dónde están. ¿Marcelo Ebrard? ¿Cederá sus ambiciones Andrés Manuel López Obrador o éste último aglutinará a los partidillos que se repartieron las migajas del domingo pasado?

¿Quién dice yo? A excepción de los hombres del Presidente, nadie pinta, ni siquiera su raya.

Mientras el PRI, todo parece ir para bien. Sólo una lucha encarnizada de las que nos tienen acostumbrados podría echar al caño los avances en las últimas dos elecciones. Es cierto, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganó nueve de 12 gubernaturas el domingo.

Recupero Zacatecas que era amarillo y Aguascalientes y Tlaxcala, azul. ¿Perdió? Oaxaca y Puebla por los caciques. Y Sinaloa, el PAN lo hubiera ganado con un candidato propio, como el hijo de la leyenda blanquiazul: Maquio, si hubiera aceptado, pero también entre ellos hay intereses.

Por eso es que los cuadros políticos, ni con el maestro Rufino Tamayo, ese artista plástico que hizo brillar la Escuela Mexicana de Pintura’’, que rompió con los viejos, o ya de perdida, nuestro honroso artista plástico oaxaqueño: Toledo, no pueden trazar, porque simplemente no son Picasso’’ o André Bretón, impulsores del cubismo –y no por Cuba- o el Surrealismo’’, respectivamente, se requiere alguien capaz de hacer un realismo mágico-cósmico mexicano’’. Casi como ver un microbusero azteca circulando en Nueva York, Estados Unidos, o Londres, Inglaterra.

COMMODATO

Va que vuela a ser palo’’. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dejó en claro que el presidente Felipe Calderón, actuó con la Carta Magna en la mano, no la biblia o los libros de procedimientos penales o código penal federal, que no conoce muy bien, pero sí, actuó como mandata la Constitución: la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).

El Ejecutivo federal sí está facultado por la Constitución y legalmente para decidir la extinción del organismo descentralizado en caso que deje de cumplir sus fines o su funcionamiento no resulte ya conveniente desde el punto de vista de la economía nacional, conveniencia que corresponde ponderar al Presidente’’, enfatizó el ministro Luis N. Silva Meza, ponente del proyecto, por tanto todo seguirá igual.

¡¡¡Adiós amparo y líderes charros!!! O ¡Charros se hizo justicia!