Durante la contienda por la Presidencia de la República, un tema recurrente entre los candidatos de oposición al partido en el poder fue la “pésima situación de la economía”.

En las redes sociales, como en caja de resonancia, se magnificó la percepción de la mala condición de la economía mexicana.

Incluso se llegó al extremo en el que se aseguró que vivimos inmersos en una profunda crisis económica. Y a quienes contradijimos la mal intencionada percepción, inexorablemente se nos lanzó a la infernal hoguera de las redes sociales.

RELEVO SIN SOBRESALTOS

El proceso electoral culminó con el avasallador triunfo de Andrés Manuel López Obrador y, paradójicamente, la solidez de los indicadores fundamentales de la economía han servido de base para un relevo sexenal sin sobresaltos en los mercados, una vez disipada la incógnita de un potencial proceso electoral violento. La aterciopelada transición  está ocurriendo, en virtud de la estabilidad macroeconómica, la misma que ofreció mantener el candidato presidencial triunfador.

La solidez de la estabilidad macroeconómica que se ha preservado en los últimos gobiernos priistas y panistas ha sido la plataforma sobre la cual se está registrando la histórica fiesta de la democracia.

MENSAJE FALLIDO

Y no es que nadie hubiera dicho antes que “no hay crisis económica” y que la economía mexicana hoy vive uno de sus momentos más sólidos.

El gobierno saliente de Enrique Peña Nieto lo “cacareó” constantemente.

Uno de los mensajes más reiterados del candidato oficial, José Antonio Meade —y previamente Secretario de Hacienda—, destacó la “resiliencia” de la economía mexicana.

Las agencias calificadoras internacionales lo reconocieron. Los analistas privados y los economistas también lo hicieron.Pero el discurso político se impuso y se grabó en el imaginario nacional: “estamos muy mal”.

ESTABILIDAD MACRO, EL VALOR

Curiosamente, en su primer discurso como candidato triunfador, López Obrador dijo que mantendría la estabilidad macroeconómica.

La misma estabilidad macro que no es suficiente pero sí imprescindible, como lo han reconocido todos los secretarios de Hacienda, que han tenido los últimos cinco gobiernos.

La perspectiva oficial fracasó en su estrategia de comunicación.

Y una vez que se disiparon los humos electorales, las reacciones positivas se explican en parte por la algarabía de las mayorías que votaron por el candidato triunfador, por ejemplo, el notable aumento en el Índice de Confianza. Pero lo que sin duda ha sido y es el soporte de los signos optimistas poselectorales es la consolidación de la estabilidad macroeconómica.

BANQUEROS, PERSPECTIVA

Por eso es importante poner atención en lo que ven y observan actores tan importantes en la actividad económica, como son los banqueros.

¿Cómo ven los banqueros la economía en tiempos de sucesión presidencial?

El presidente de la Asociación de Bancos de México, Marcos Martínez, en días pasados realizó un diagnóstico muy amplio de la economía mexicana.

En términos generales, ven un comportamiento económico muy positivo.

Observan que México goza de notable estabilidad macroeconómica, con baja inflación, un tipo de cambio de libre flotación que ha permitido amortiguar y sortear los choques externos, finanzas públicas sanas y una deuda pública decreciente.

Además, registran un comportamiento creciente de las exportaciones y un repunte en el índice de la confianza del consumidor que podría traducirse en un potencial aumento del consumo. Destacan que el fortalecimiento de la macroeconomía lograda durante los últimos años ha permitido tener mucha estabilidad.

Valoran que la autonomía del Banco de México ha permitido una evolución muy estable de la inflación y, aunque el año pasado tuvimos un repunte principalmente por la liberación del precio de la gasolina, las medidas del Banco Central, subiendo siete veces la tasa de interés, lograron regresar a la normalidad.

Reconocen que la reducción de la deuda pública fue de casi tres puntos porcentuales durante el 2017, y se espera que este año haya una reducción adicional.

Por otra parte, advierten que la renegociación del Tratado de Libre Comercio Norteamericano tiene muchas posibilidades de concluir próximamente.

Pero también destacan el aumento en el número de empleos y las inversiones.

BANCA SALUDABLE

Y de la banca, ni se diga. ¡Goza de cabal salud!

Tiene notable solidez patrimonial con un índice de capitalización de 15.7%, es decir 5.2 puntos porcentuales por encima del mínimo que pide Basilea III.

En palabras de Martínez, la banca mexicana tiene capital de sobra para soportar una mayor tasa de crecimiento económico y enfrentar tiempos de adversidad.

La banca está colocando crédito a una tasa de doble dígito y con un portafolio bien equilibrado entre los sectores productivos.

De los 5 billones de pesos que presta la banca casi 50% se concede a las empresas que en términos nominales suma 2.4 billones de pesos.

Y el crédito al consumo asciende a 1 billón de pesos, equivalente a 20% del crédito total.

La mayoría de los indicadores de la banca son positivos y reflejan un contexto económico nacional positivo.

ATISBOS

PEF.- Anuncia Andrés Manuel López Obrador que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 incluye 400,000 millones de pesos para enfrentar la crisis del sector energético: aumentar la producción de petróleo, gas y energía eléctrica. La construcción de una y rehabilitación de seis refinerías. Además incluirá 300,000 millones de pesos para programas sociales.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.