Otra vez, una denuncia por trata de personas que ocurre en prostíbulos de Cancún, Quintana Roo. Otra vez, una extensa cobertura mediática que exhibe la corrupción de funcionarios de los gobiernos priístas de aquella entidad del sureste mexicano e inclusive alcanza a servidores públicos de la administración calderonista. Otra vez, un empresario de orígenes oscuros, ligado con una poderosa fuerza política.

La diferencia es que este escándalo -que alcanza intensidades épicas- es en Argentina. Y en México, por contrapartida, ha pasado desapercibido a pesar de que la historia es tan sencilla como contundente.

Es una tremenda historia , resumió la conductora del programa de ADN en la cadena 360 TV de Buenos Aires, cuando presentó un extenso reportaje, la de Lorena Martins, la hija de Raúl Martins. Ella acusó a su padre, exagente de la SIDE, por regentear varios prostíbulos y obligar a prostituirse a mujeres, además de coimas (sobornos) y otras tantas acusaciones más .

La joven, quien residió durante una década en España, acababa de pasar por un áspero divorcio cuando decidió -el año pasado- regresar a su patria. Sin tener otra opción, se refugió en los negocios paternos; fue alojada en el edificio donde Martins manejaba subrepticiamente su imperio y la pusieron a realizar tareas administrativas.

Era inevitable que descubriera el sistema de pagos que allí recibían comisarios y jefes de la Policía Federal, las dádivas a inspectores y funcionarios del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Sus pesquisas la llevaron a toparse con evidencias de una red internacional de criminales y, después, a comprobar los nexos de su padre con el cártel de Los Zetas en Cancún, la trata de mujeres y los vínculos con funcionarios quintanarroenses y del Instituto Nacional de Migración de México.

Raúl Luis Martins Coggiola, exagente de los Servicios de Inteligencia del régimen militar argentino, tuvo antros en Tijuana, Baja California, y en Playa del Carmen. Y las sospechas sobre sus actividades ilícitas se remontan a 1998, cuando la justicia argentina abrió una investigación por presunto lavado de dinero. Ahora mismo, opera The One, en Cancún.

Buscan gente que necesite dinero, que esté en una situación crítica, seleccionan a esa gente y le van ofreciendo dinero , relató Lorena después de conocer la mecánica del reclutamiento de las chicas argentinas que fueron trasladadas a México, al principio se muestran amables, las invitan a fiestas... les dan un entorno para que se sientan bien; les ofrecen plata (dinero) y luego las empiezan a presionar . Al principio -detalla- las obligan a hacer copas (acompañar a los clientes del antro) y después a hacer bailes eróticos, hasta que terminan prostituyéndose.

El escándalo brotó cuando la prensa argentina difundió fotografías del jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, y el empresario Gabriel Conde con muy buena compañía en un local de Martins. La justicia argentina inició una investigación de los nexos del exagente de los Servicios de Inteligencia de la dictadura y el político bonaerense, quien pudo haber recibido donativos para su campaña de reelección.

Fue como una avalancha, que incrementó su intensidad cuando el diario Página 12 presentó el testimonio de Clara, una de las chicas que viajaron a México, sobre las operaciones de Martins en Cancún, donde eran obligadas a brindar servicios sexuales gratuitos a los integrantes de Los Zetas y a funcionarios gubernamentales.

El supuesto capo y proxeneta se refugió en México, mientras inicia su trabajo el juez Norberto Oyarbide. En paralelo, la Unidad de Información Financiera (UIF) del gobierno argentino ha solicitado ser parte acusadora, por lo que se ampliará la investigación sobre los tentáculos del crimen organizado de México en Argentina.

EFECTOS SECUNDARIOS

SUSURROS. El desliz radiofónico de la precandidata presidencial del PAN a la Presidencia de la República, Josefina Vázquez Mota, desató una serie de chismes que inmiscuyen a su estado de salud.

PERFILADOS. Pudieron más los vetos, que los votos. La Maestra Elba Esther Gordillo, dirigente vitalicia del SNTE y mandamás de Nueva Alianza, amagó con un berrinche y por eso la dirigencia nacional del PRI decidió postular al exalcalde de Villahermosa, Jesús Alí de la Torre, como el abanderado a la gubernatura de Tabasco, dejando al ganador de las encuestas, Luis Felipe Graham, con la candidatura a la Presidencia municipal de la capital. Mientras en el frente tricolor procesan sus divisiones, el exdiputado federal panista Gerardo Priego Tapia se ha destapado, con apoyo de un amplio sector de la cúpula blanquiazul. En la boleta electoral también aparecerá el senador con licencia Arturo Núñez, candidato de las izquierdas. La elección tabasqueña depende ahora de la fuerza del obradorismo, el PRI decidió entrar a una confrontación implacable con el PRD en la tierra de su dirigente más destacado.

CORRECIÓN. Sin posibilidades de cumplir con su proyecto político, Demetrio Sodi se ha visto obligado a reorientar su gestión como delegado en Miguel Hidalgo y a reestructurar a su equipo, del que se desprende el neopanista Ricardo Pascoe Pierce, quien tristemente ha visto evaporar sus posibilidades de obtener la candidatura al gobierno delegacional. El nuevo director de gobierno es Santiago García Casauranc, exdirector de administración y uno de los más antiguos colaboradores de Sodi, desde sus épocas en Conasupo.