Aunque usted no lo crea, es posible que le otorguen tarjetas de crédito sin su consentimiento, y más aún, que le carguen unos plásticos adicionales a personas que obviamente usted nunca les daría esa posibilidad.

Si bien puedo coincidir con usted de que esta situación parece ficticia, no lo es, y peor aún, ¿está seguro que si solicitó un crédito personal en Banorte, no le autorizaron en el mismo trámite una tarjeta de crédito Banorte Platinum?, y mejor aún, ¿con tres tarjetas adicionales?

La respuesta a estos cuestionamientos bien puede ser automática de forma negativa, sobre todo si recordamos que en México hay una Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, que se publicó el 5 de julio del 2010 en el Diario Oficial de la Federación.

Me permito presentar ahora los hechos que dieron pie a los párrafos anteriores. El pasado 2 de junio la compañera Prado solicitó un crédito personal a la sucursal de Banorte 00152 Mariscal Sucre con la ejecutiva Zacni-The González López, quien le solicitó incluir tres referencias, que fueron tres compañeras del trabajo.

Dos meses más tarde, esas tres compañeras recibieron como regalo a su buena voluntad de aceptar ser referencia de un crédito, tres tarjetas de crédito Banorte Platinum adicionales, donde la titular es la persona a quien se concedió su crédito personal.

Obvio decir que el regalo de la tarjeta de crédito Banorte Platinum con línea de crédito de 50,000 pesos, nunca fue aceptada a la firma del contrato del préstamo personal, y menos aún la generación de tres plásticos adicionales para unas compañeras de trabajo.

Mi interpretación no es personal, en un ejercicio periodístico pedí la opinión de Marco Carrera, vocero de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), a lo que refirió: es sorprendente que este caso muestre diversos actos equivocados, en primera instancia, la institución no está evaluando el riesgo de no pago del titular y ni siquiera está evaluando el riesgo en cuanto a las tarjetas de crédito adicionales .

Pero no sólo eso, abundó al respecto, es equívoco y lamentable, ya que actualmente se requiere la autorización expresa del titular de la tarjeta de crédito , insistió no es posible que las instituciones financieras estén utilizando viejas prácticas para aumentar el número de usuarios de crédito .

En lo particular, no quiero convertirme en abogado del diablo ni mucho menos. Pero aquí dejo dos elementos para la reflexión que me hubiera gustado despejarles, pero mis amigos de Banorte no dieron respuesta así que la tendremos que dejar como una pregunta entre mis amables lectores y la titular de este espacio.

¿Es una iniciativa de la ejecutiva Zacni-The González López para obtener una comisión adicional por la emisión de plásticos? Sí, al menos eso me confirmó un integrante del call center del banco fuerte de México , que atendiendo la situación y por qué no injusticia, aceptó que era una mala práctica de algunos funcionarios por incrementar sus ingresos.

A esto me surgió otra incógnita, ¿la cúpula directiva del banco estará consciente lo que ello implica, o de plano, es una forma de incentivar su avance el número de créditos al consumo vía tarjeta de crédito? Aquí me quedo con la idea de Marco Carrera, no creo que sea la mejor manera de avanzar en el otorgamiento de créditos.

Por todo lo anterior, no quiero terminar mi aportación sin dejarles algunas recomendaciones para no sufrir por estas circunstancias:

  1. No utilice las tarjetas de crédito que amablemente le llegaron.
  2. Confirme a la institución que no autoriza ninguna de las tarjetas de crédito adicionales.
  3. Llame a la Unidad Especializada de Atención a Usuarios (UNE) de Banorte o del banco que le haya realizado trámite.
  4. Dé seguimiento a la aclaración.
  5. Acuda a la Condusef a realizar su queja.

Y antes de recurrir a ello, lea perfectamente los requisitos que Banorte o cualquier otra institución le genera para otorgar un crédito de nómina. En este caso, desde que se solicitó la documentación la ejecutiva Zacni-The González López amplió los requisitos:

  • Solicitud de Crédito Banorte requisitada y firmada por el cliente, con el Vo.Bo. de Recursos Humanos de la empresa, o Vo.Bo. mediante carta de la empresa.
  • Identificación Oficial con fotografía (elector o pasaporte).
  • Comprobante de domicilio a su nombre, de preferencia recibo telefónico.
  • Comprobante de los últimos 2 recibos de ingresos.
  • Solicitud - Contrato de Crédito de Nómina.

Y por iniciativa de la ejecutiva:

Tres referencias personales con identificaciones (que resultaron las tres tarjetas adicionales)

CONSEJOS PARA NO SER ESTADÍSTICA

  • Cuando solicite un financiamiento lea correctamente el contrato de adhesión, estos se encuentran en el sitio de Condusef.
  • Verifique las cláusulas más relevantes del contrato.
  • Pero sobretodo, cuide sus datos personales y haga valer sus derechos de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares.

Twitter:

@PatyOrtegaM

@FondosEE