Credibilidad y certidumbre. Estas han sido las palabras recurrentes entre los hombres del dinero integrantes del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), del secretario de la OCDE y de banqueros centrales.

La reunión preparatoria de la Reunión de Ministros de finanzas y banqueros centrales del G20, ha centrado las discusiones en la crisis europea, que es, como dijera Gabriela Ramos, directora del gabinete de la OCDE, la fuente de incertidumbre financiera más urgente.

La exigencia común, para que discutan los ministros en la reunión que arranca mañana sábado en la ciudad de México, ha sido que Europa emita señales certeras y claras de que tiene el control sobre los problemas de endeudamiento público y dinamismo económico.

En una brevísima conversación que sostuve con el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, me decía que para dar credibilidad al paquete de rescate griego, tendrían que garantizar los países de la Eurozona que tienen los recursos para fortalecer el muro de contención anti crisis.

Que hagan un firewall alto, profundo y ancho, y de unos miles de millones de euros, o sea one trillion, y eso dará credibilidad al paquete , aseguró.

- ¿Y como se hace con crecimeintos tan anémicos como los que tienen los miembros de la Eurozona?

Esto se hace con compromisos contingentes entre gobiernos, ni siquiera hay que desembolsar. Lo que pasa es que mientras más grande sea el muro de contención contra el contagio, es menor la probabilidad de que se tenga que utilizar. Si es grande grande, todo mundo sabe que tiene el poder y la voluntad de usarlo y nadie se mete con uno .

Así de claro. Y la sugerencia no la da solamente el secretario de la OCDE, que de por sí, es una importante funcionario internacional. La da también el mexicano responsable de armar el andamiaje de estabilidad en las finanzas públicas mexicanas, de fines del siglo pasado.

CARSTENS DICTÓ RECETA

En el primer día de trabajos, también participó el banquero central mexicano, Agustín Carstens quien dio, en la conferencia inaugural del seminario del IIF, previa a la reunión ministerial, la receta de las economías latinoamericanas para fortalecer las finanzas públicas.

Aplicar un programa de ajustes de forma inmediata, observó, aún cuando las medidas conduzcan a un bajo crecimiento económico. Reformas estructurales que garantizarán un incremento rápido de la productividad y trabajar muy de cerca, países deudores con sus acreedores para asumir acuerdos que Los países deben tomar acciones necesarias aunque dolorosas, y la comunidad internacional debe sumarse a este esfuerzo y apoyarlos y facilitarles una soluciónm para garantizar que en el largo plazo se restaurará un dinámico crecimiento que permitirá reducir la pobreza.

Se les fue un excelente y experimentado directivo en el FMI me parece.

Certidumbre, piden banqueros

Desde temprano, el director del IIF, Charles Dallara, hizo un llamado a que las autoridades de los miembros de la Eurozona implementen medidas claras para el desendeudamiento. Exigió la puesta en marcha de reformas estructurales multiplicadoras de crecimiento y pidió el fortalecimiento de las regulaciones financieras.

Más tarde, el presidente del Bundesbank, (que es el igual del Banco de México, pero en Alemania), Jens Weidmann, comentó que no basta con los rescates multilaterales a los socios europeos en problemas.

Para lanzar un mensaje de certidumbre, afirmó, es necesario ir un paso delante y comenzar a actuar para prevenir la amenaza de una nueva crisis: la del sistema financiero.

Para lograrlo, recomendó, se tienen que fortalecer las arcas del Fondo de Estabilidad Financiera.

Necesitamos restaurar la confianza y combinar un escudo financiero fuerte, que permita atacar nuevos episodios de incertidumbre y acabar con el origen de la crisis de deuda, que es la indisciplina , dijo.

Bueno, mañana les ire actualizando más de esta reunión que preside México y que debe ser, creo, cimiento de la solución a la crisis del universo europeo.