Ha corrido mucha tinta alrededor del tema de la interconexión entre redes telefónicas que revisó la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Es un asunto complicado y tiene varias vertientes.

Lo que revisa la Corte son cuatro juicios de amparo. Uno en la ponencia del ministro Sergio Valls, otro con Luis María Aguilar, uno más con el ministro Sergio Aguirre Anguiano y otro con Margarita Luna Ramos.

En todos los casos se trata de asuntos relativos a la terminación de llamadas en redes móviles por parte de las redes fijas.

Por eso es que los operadores involucrados siempre son Axtel/Avantel contra las móviles Telcel, Telefónica y Iusacell/Unefon.

Se trata exclusivamente de la revisión de la interconexión a redes móviles.

Cofetel: avance a mayor autonomía

El primer caso que se resolvió fue el del ministro Sergio Valls, en el que se confrontaron Axtel y Unefon.

Se resolvió con una votación de seis a cuatro, ya que el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea se excusó porque fue abogado de uno de los operadores. En éste se concedió el amparo a Unefon. La Corte resolvió que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no tiene atribuciones para revisar las resoluciones de la Cofetel en esta materia.

No se trató de un juicio entre la SCT y la Cofetel, como se ha afirmado en algunos medios; como tampoco se trató de una resolución en torno de la autonomía de la Cofetel .

Y como no se resolvió con una votación de ocho votos o más, se trata en realidad de un precedente aislado y no de un caso que siente jurisprudencia. Por eso es falso decir que se otorgó autonomía a la Cofetel.

Sin embargo, lo positivo de la resolución de la Corte es que va caminando en el sentido correcto y se sientan los precedentes necesarios para lograr la autonomía.

Hay que advertir que el resultado era previsible, considerando que en noviembre del 2009 se revisó un caso similar con el tema de la controversia constitucional en torno del reglamento interior de la SCT.

La Corte resolvió entonces que la SCT no puede revisar los asuntos de la Cofetel en materia de radiodifusión.

La diferencia es que en este caso, al ser considerado controversia constitucional y resolverse con más de ocho votos sí sentó jurisprudencia.

En resumen: fue un buen precedente, pero no sienta jurisprudencia. Para que ello ocurra, se requiere que se resuelvan cinco amparos en el mismo sentido pero con más de ocho votos.

Cofetel, facultad para fijar tarifas

El segundo amparo que se revisa es el de la ponencia del ministro Luis María Aguilar: es un juicio entre Telcel y Axtel.

Se trata de una resolución de la Cofetel del 2006. No es una resolución que se derive de un acto de revisión sobre decisiones de la SCT, como las que resolvió Rafael del Villar en septiembre del 2008.

Esta corresponde a la época de Héctor Osuna en la Presidencia de la Cofetel y en la que participaron como comisionados Eduardo Ruiz Vega y Gerardo González Abarca, en la que la Cofetel fijaba tarifas de terminación muy altas.

En este caso lo importante fue que la SCJN validó el artículo 9 A, que se refiere a la facultad de la Cofetel para resolver desacuerdos de interconexión y para fijar tarifas.

Se resolvió con más de ocho votos, por lo que sí sienta jurisprudencia.

Con ello se consolida la facultad de la Cofetel para fijar tarifas de interconexión cuando los concesionarios no lleguen a un acuerdo.

CUENTOS VERAS

El segundo punto que se vio la semana pasada y que no se votó fue el relativo al modelo de costos que usa la Cofetel para fijar las tarifas.

Algunos ministros dicen que debe ser una norma de carácter general el modelo o los lineamientos con los que se construye el modelo y que luego la Cofetel resuelva los desacuerdos de tarifas ya que se conozca el citado modelo. Esto –dicen algunos expertos- no es muy afortunado porque el modelo es una simple herramienta para hacer un cálculo matemático.

Obstaculizaría a la Cofetel porque los concesionarios se dedicarán a impugnar los lineamientos de los modelos.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx