Televisa es ya el principal proveedor de cuádruple play (servicios de televisión abierta, por cable y satelital; telefonía fija y móvil, así como transmisión de datos) en México.

Esa empresa tiene la segunda red de fibra óptica más grande de México.

Es -para decirlo de otra manera- uno de los más importantes jugadores en el mercado mexicano en los medios de comunicación y en la industria de las telecomunicaciones.

La extensa red de medios de comunicación y la creciente red en telecomunicaciones que está tejiendo Televisa, sin lugar a dudas, la mantiene en el top five de los operadores de ambos negocios en México.

Sin embargo, el número uno de Televisa, Emilio Azcárraga, no pierde el foco y tiene perfectamente claro que todas las infraestructuras de distribución son inútiles sin el contenido.

El contenido es la fuerza de Televisa, más allá de las redes de distribución que sin duda son importantes y necesarias.

Y, sobre esa base, Televisa se ha enfocado en buscar y mantener la vanguardia en la producción y generación de contenidos a lo largo de su historia y en la última década con mayor fuerza.

Y, al mismo tiempo, ha buscado colocarse en la delantera de las nuevas tendencias de la mercadotecnia para encaramarse en la cima de la ola de la revolución tecnológica.

Contenidos, emociones y mercadotecnia son las piezas fundamentales del negocio multimedia de Televisa.

Azcárraga Jean estuvo ayer en el noveno Seminario de Mercadotecnia, cuyo título refleja precisamente el foco en el que está concentrado el consorcio: Emocistemas Sistemas de medios: universo de emoción.

Ahí, Azcárraga Jean se refirió a la expansión de la infraestructura de distribución que la logrado recientemente Grupo Televisa.

Mencionó que ese consorcio televisivo amplió su red de TV por cable al consolidar las principales cableras del país.

Además, dijo que tiene la segunda red de fibra óptica más grande de México.

Y también alcanzó una importante participación en el negocio de la telefonía celular.

Estos esfuerzos han convertido a Televisa -dijo- en el principal proveedor de cuádruple play en México.

Revoluciones mediáticas: Quintero

Con su presencia, el Presidente de Televisa le dio un franco y total espaldarazo a su vicepresidente corporativo de Comercialización, Alejandro Quintero, sobre quien se vienen escuchando una gran cantidad de rumores que incluso preveían su salida del Grupo Televisa.

Quintero reflejó no sólo tranquilidad y seguridad, sino fortaleza frente a alrededor del medio millar de distribuidores de contenido, publicistas, agencias y anunciantes ahí reunidos.

Recordó que, en los últimos nueve años, la publicidad ha enfrentado revoluciones mediáticas y la industria ha descubierto nuevos horizontes de cara a la era digital.

Se han superado falsas alarmas como la supuesta muerte de la televisión, que sigue creciendo y se mantiene en su mejor momento, y el riesgo infundado de que el contenido generado por los usuarios desplazaría al contenido profesional.

Emociones, historias ?y publicidad

Durante estos nueve años, Televisa ha insistido en el engagement o vínculo emocional: aquel sentimiento que los contenidos y las historias despiertan en el corazón y las preferencias de la gente.

Está claro –advirtió que los creadores de contenido deben pensar también como marcas. Y las marcas, cada vez más, buscan cautivar a sus consumidores a través de buenas historias y la creación de contenidos.

Quintero destacó que la cantidad de gente alcanzada no es el principal objetivo de la publicidad, sino el vínculo emocional que la publicidad genera entre marcas y consumidores.

Hoy, Televisa cuenta con una diversidad de medios y plataformas que conviven armoniosamente en un emocistema; un sistema de medios que se complementan.

Aseguró que estudios neurocientíficos recientes indican que no hay mejor manera de hacer publicidad que a través del formato de los cuentos y las historias, que favorece la penetración y la memoria de un mensaje.

CUENTOS VERAS

La iniciativa de ley preferente de reforma laboral está resultando un parto más difícil de lo que parecía. Se está prolongando el análisis del numeroso articulado reservado. Sin embargo, el capítulo relativo a outsourcing y otras formas de contratación, como contratos temporales y a prueba, pasó sin cambios en la sesión de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados. Ojalá que, en el retardo y las posteriores prisas, no se dejen fuera puntos que permitan una mayor productividad y flexibilidad a las relaciones laborales. Claro: sólo es un deseo.

Twitter: @marco_mares

[email protected]