El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) es la entidad pública encargada de dar a conocer información estadística y geográfica acerca de la población, territorio y economía en México. En días recientes dio a conocer su medición relativa a la inflación, obtenida a partir de las variaciones que presenta el Índice Nacional de Precios al Consumidor. Este indicador registró un incremento de 2.27% de manera anual durante la primera quincena de noviembre de este año respecto del mismo periodo del 2014, siguiendo una tendencia a la baja y alcanzando un nivel mínimo histórico, de acuerdo con lo reportado por el instituto.

Entre los bienes y servicios que explican esta dinámica generalizada de precios se encuentran aquellos correspondientes a los servicios de telecomunicaciones, los cuales experimentan una rampa descendente de precios a consecuencia de la reforma constitucional y Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. El Inegi efectivamente reporta que la contención de precios generalizados de la economía mexicana es atribuible, principalmente, al descenso en precios que experimenta el segmento de telefonía móvil.

En términos quincenales, este servicio identifica una caída de 8.76% durante la primera quincena de noviembre respecto de la segunda quincena del mes de octubre de este año, contribuyendo con un recorte de 0.094 puntos porcentuales sobre la inflación general. La incidencia de la telefonía móvil sobre el nivel de precios superó aquella de productos de la canasta básica como el huevo, el jitomate o el pan de dulce. De manera mensual al mes de octubre del 2015, este servicio registró una caída anual en precios equivalente a 8.6%, en comparación con el mismo mes del 2014.

Todo ello resultado del ajuste competitivo de precios en el servicio, derivado de la eliminación de los cargos por interconexión a favor de los operadores competidores, entre otras medidas que favorecen la gestación de competencia efectiva en este mercado. A partir de la puesta en marcha del nuevo marco legal y regulatorio en el sector de telecomunicaciones, los proveedores de servicios han introducido diversos esquemas tarifarios con mayores servicios a menores tarifas, conduciendo a la baja en el nivel de precios de este mercado y, en consecuencia, de la economía en su conjunto.

Cabe destacar que en su construcción metodológica, el índice de precios del servicio de telefonía móvil incorpora el enfoque de segmentación del Perfil de Consumo de Usuarios Móviles desarrollado por The Competitive Intelligence Unit, en el cual se pondera el gasto promedio realizado por los usuarios destinado a servicios de voz, SMS y datos móviles. Con esta información el Inegi estima el gasto promedio mensual por cada usuario en cada servicio y su participación dentro del gasto promedio total, para así determinar las variaciones en las tarifas del servicio de telefonía móvil.

De esta forma, la medición al nivel de precios y el consecuente cálculo de la inflación de este servicio siguen un enfoque metodológico apegado a las mejores prácticas internacionales de clasificación de usuarios de acuerdo a su consumo segmentado de servicios, lo cual resulta en una identificación robusta, confiable y certera sobre la dinámica que experimentan los precios de la telefonía en México.

Ciertamente, el comportamiento a la baja que registran los precios generales de los bienes y servicios deriva de la tendencia decreciente que advierten las tarifas de los servicios de telecomunicaciones, a la vez que refleja la cada vez mayor ponderación y adopción que presentan estos servicios sobre la canasta de consumo de los mexicanos.