La concentración de Iusacell y Televisa, ¡todavía se mueve!

Es decir, no está cancelada, ni de lejos, la posibilidad de que se concrete la operación de compra-venta de 50% de Iusacell por parte de Televisa en un precio que ronda los 1,600 millones de dólares.

Es cosa de tiempo, dicen fuentes cercanas a los operadores afectados.

La comisión antimonopolios resolvió en primera instancia negar su autorización para que se realice la concentración.

El motivo fundamental es la potencial colusión de Televisa y TV Azteca -de Emilio Azcárraga Jean y Ricardo Salinas Pliego, respectivamente- en el mercado de la televisión abierta y los daños al bienestar de los consumidores.

La Comisión Federal de Competencia rechazó la concentración también porque desde su punto de vista sería posible el desplazamiento del mercado, vía la restricción de contenidos en televisión abierta, de empresas de televisión restringida.

Competencia en telefonía, posible

Pero al mismo tiempo la Comisión Federal de Competencia (CFC) admite que una inyección de capital en Iusacell puede ser pro competitiva en telefonía móvil.

Reconoce que en este rubro, la concentración de Iusacell y Televisa no origina riesgos para la competencia.

Al contrario, una inyección de capital a Iusacell puede redundar en una competencia más vigorosa en favor de los usuarios.

No obstante, advierte la CFC, la transacción planteada por Iusacell-Televisa no es la única manera de lograr una mayor competencia.

También podría lograrse, dice, si la inyección de capital a Iusacell se genera de una fuente distinta a su principal competidor en otros mercados o a través de una estructura accionaria que no induzca la colusión entre competidores.

La CFC deja abierta la puerta a los operadores para que se comprometan a resolver los problemas de competencia asociados en el mercado de la televisión abierta.

Las empresas cuentan con 30 días hábiles para presentar recurso de reconsideración y proponer alternativas a la CFC para que ésta autorice la concentración.

Sin duda Iusacell y Televisa agotarán todas las instancias a su alcance y buscarán la aprobación de una operación que les permitiría enfrentar al operador dominante en el mercado de las telecomunicaciones: Telmex-Telcel, de Carlos Slim.

Por lo pronto, se trata de un triunfo para Slim -que mantiene 70 y 80% de los mercados de telefonía fija y móvil- porque la comisión antimonopolios impide la entrada a un fuerte competidor en telecomunicaciones, aún y cuando su resolución se basa en la ortodoxia de la libre competencia.

Mexicana, ¡solo falta el dinero!

Para la reestructura de Mexicana de Aviación, todo está listo. Sólo falta ¡el dinero!

En pocas palabras así lo reconoció ayer la propia aerolínea en un comunicado en el que informa sobre el estado que guarda el concurso mercantil de Mexicana de Aviación, a escasos tres días de que se cumpla el plazo fatal para alcanzar la reestructura o para declararla en quiebra.

La verdad es que Mexicana -que administra y concilia Gerardo Badín-redactó de tal manera su información que pareciera que son las autoridades y no los inversionistas los que tienen que demostrar la existencia, disponibilidad y origen lícito de los 415 millones de dólares que presuntamente invertirá el grupo Med Atlántico, encabezado por Christian Cadenas.

La aerolínea afirma escuetamente que en este momento se está realizando el proceso de verificación de procedencia de dichos fondos por parte de las autoridades correspondientes

Cuando en realidad son Cadena y su ultrasecreto grupo de inversionistas los que tienen que demostrar que el cheque que se depositó desde la semana pasada tiene fondos o no, porque desde un principio las autoridades de la SCT advirtieron que se trata de un documento con la leyenda que reza salvo buen cobro .

Mexicana de Aviación en ningún momento menciona el nombre del inversionista que, públicamente se conoce, está haciendo un segundo intento (en el primero no pudo demostrar feha­cientemente que disponía de los recursos) por concretar la reestructura de la aerolínea.

El comunicado refiere que el cheque fue depositado en un fideicomiso de una institución financiera mexicana y que el juez Felipe Consuelo lo tuvo a la vista e informó a la SCT.

Mexicana advierte que se espera contar con la notificación de las autoridades y del fideicomiso esta misma semana.

Por el bien de los trabajadores, ojalá que Cadenas pueda comprobar que sí tiene disponibles los recursos; pero lo cierto es que cada día que pasa parece más complicado.

CUENTOS VERAS

Por otra parte, Gina Diez Barroso aclaró que no forma parte directa o indirectamente del grupo de inversionistas interesado en la reestructura de Mexicana de Aviación.

Diez Barroso -a través de sus publirrelacionistas- desmintió los rumores que en distintos medios de comunicación han consignado su presunta participación como parte del grupo de empresarios que respalda a Med Atlántico.

De manera tajante afirman a nombre de ella que no ha aportado, invertido o comprometido recurso económico alguno destinado a Mexicana de Aviación.

Twitter: @marco_mares