En lo que se refiere a lo sistemas operativos, BlackBerry se encuentra también en la primera posición, pues tiene todos sus dispositivos en el sistema BlackBerry OS.

El smartphone o teléfono inteligente a veces pareciera ser tantas cosas que se nos olvida que en el origen es precisamente eso: un teléfono con el que hasta podemos hablar, además de escribir, navegar en la red, jugar, tomar fotos y videos, entre ya casi innumerables cosas más. Se define como un dispositivo móvil que cuenta con características básicas como voz y mensajes de texto, además de capacidades avanzadas como un sistema operativo actualizable, acceso a Internet, teclado completo (QWERTY) y uso de aplicaciones para distintos fines.

Al primer trimestre del 2012, el mercado móvil en México alcanzó 95.1 millones de líneas móviles, de las cuales 15.5% corresponde a teléfonos inteligentes (14.7 millones). Su adopción ha mostrado un avance importante, al crecer 26% respecto del año anterior, principalmente, por el continuo descenso de los precios de la tecnología y también por una mayor disponibilidad de equipos avanzados, la expansión en la oferta de planes de datos y el atractivo social de contar con un dispositivo de alta tecnología.

Hoy día, esta batalla competitiva la protagonizan, en lo principal, tres marcas. Samsung, que con los sistemas operativos de Android registran el mayor crecimiento y el lanzamiento de los equipos más intuitivos y atractivos al mercado; de hecho, es la que más crece -y más con su lanzamiento del modelo SIII, que se espera en México en la segunda mitad del mes-; BlackBerry, la mejor posicionada desde hace años en el mercado nacional, y el iPhone, equipo siempre aspiracional.

Del total de smartphones existentes en el país, 64% pertenece al esquema de pospago, en el que los usuarios pagan menores precios por el equipo, ya que los operadores cuentan con un contrato que asegura sus ingresos, pudiendo subsidiar el costo del smartphone. Por otro lado, 36% restante es usuarios de prepago y paga un mayor precio (por el menor subsidio) por el equipo. Muchos de estos usuarios poseen equipos de segunda mano ya que casi dos terceras partes de los dueños de un teléfono inteligente venden o regalan sus equipos al terminar su uso, lo que también ha impulsado el rápido incremento en la tenencia de estos dispositivos.

Entre los atributos preferidos por el mercado, se reporta la capacidad para acceder a Internet. En el país, 91% de los dueños de estos dispositivos se conecta a Internet por medio de redes Wi-Fi, mientras que 51% tiene un plan de datos móviles con el que pueden tener acceso a la red desde cualquier lugar y en todo momento.

En lo que se refiere a los sistemas operativos, BlackBerry se encuentra también en la primera posición, pues tiene todos sus dispositivos en el sistema BlackBerry OS. Destaca de forma importante el sistema operativo Android, que ha mostrado un crecimiento constante y acelerado desde su aparición en el último trimestre del 2009, creciendo 175% entre el 2010 y el 2011.

La importancia que tienen hoy en día los teléfonos inteligentes en la vida de las personas es innegable. Son percibidos como elementos indispensables. Y no sería sorpresivo que para el 2015, siete de cada 10 usuarios de telefonía móvil en nuestro país tengan al menos un teléfono inteligente y puedan beneficiarse de un mayor acceso a información. Este panorama ha sido impulsado por la rápida innovación tecnológica y el dinamismo que ha presentado el segmento en el país. Pero es indudable que, para que ocurra un despegue masivo de estos dispositivos, será fundamental complementar con el apoyo de los operadores y la existencia de mayor competencia en el sector.

Presentación del libro Agenda Digital: Telecomunicaciones y TI en México

Vale la pena mencionar el próximo lanzamiento de esta recopilación de análisis de 32 expertos, académicos y funcionarios en materia de telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, que promueven el fomento de la industria a través de una agenda digital. El sector amerita una política de Estado, independiente de todas intenciones políticas y de campaña, que se enfoque al fomento de la competencia y la mejora en la calidad de los servicios en beneficio del consumidor final. Sólo de esta manera se logrará el aumento en la cobertura que tanto necesita en país. En breve comentaremos más al respecto.