Todo esto parece una locura, compadre. Que querer irte a vivir a otra parte sea casi un delito... O sin el casi... ¿No debería ser un derecho? ¿No debería ser un problema personal y no una cuestión de Estado? Todas esas mierdas son las que me dan más ganas de irme pal carajo.

(Walter a Darío en “Como polvo en el viento”).

El escritor cubano Leonardo Padura agregó a la lista de su muy buen trabajo literario una de sus mejores novelas, “Como polvo en el viento”, (Editorial Tusquets 2020).

Con un trabajo muy diferente al que desarrollo en su celebrada “El hombre que amaba a los perros”, Padura se interna en el exilio cubano, sus causas y consecuencias, pero a la par no se limita en hacer críticas a la compleja situación que viven los cubanos, la pobreza. Las limitaciones, los excesos del régimen, las vicisitudes de los que se van; pero igual reconoce que, casi todos, no dejan la isla, la llevan más allá de los océanos y son cubanos hasta la muerte.

La novela cuyo título se vincula con “Dust in the wind”, la canción de Kerry Livgren que en 1977 lanzó a la fama la banda estadounidense Kansas, presenta a un Padura en plena madurez, hace acopio de múltiples recursos para retener al lector de principio a fin.

El solo tema del exilio cubano daría para realizar ensayos e investigaciones espesas, Padura lo simplifica con las causas humanas, con las aspiraciones de quienes quieren y buscan más, los presenta frente al enorme reto de poner en juego las raíces del origen con el choque cultural aún cuando se llegue a comunidades como las de la Florida que se han cubanizado, particularmente Miami, donde se habla en castellano casi a la par del inglés y se ha incubado una simbiosis en todos los ámbitos de la vida; pero igual se podría decir de México, Madrid y, en tiempos recientes, Venezuela.

El exilio, un tema tan antiguo y tan actual, que cobra relevancia en estos tiempos en que millones de desplazados arriesgan todo por conservar la vida, igual a bordo de un barco que va de Italia a España o víctimas de los gobiernos autoritarios que igual despachan en Damasco que en Caracas.

Casi nadie deja la querencia por gusto o voluntad propia, hay, invariablemente razones de sobrevivencia o aspiracionales. En la historia de Padura quedan de manifiesto los motivos cubanos que tienen identidad propia.

En “Como polvo en el viento”, Padura no se anda por las ramas, aborda con claridad las carencias en la isla, la falta de alimentos, la escasez de medicamentos, el atraso tecnológico y otras que aparecen en los diálogos y reuniones de El Clan, una especie de cofradía conformada por los personajes principales.

Padura dejó descansar a Mario Conde para dar paso a una serie de historias que en su conjunto hacen uno de sus mejores trabajos.

Leonardo Padura (1955), es un escritor nacido en el barrio Mantilla de La Habana, donde ha pasado su vida, aunque tiene la nacionalidad española eligió quedarse en su país y vivir en la casa que habitó casi toda su ascendencia. Padura fue condecorado con el premio Princesa de Asturias 2015 y hace unos días recibió la medalla Carlos Fuentes que otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

jnaveja@eleconomista.com.mx

Juan María Naveja

Comunicador

Al Margen

Es analista, consultor y conferencista. Autor del libro Periodismo Radiofónico una Revisión Inconclusa, Editorial Porrúa y Coautor de Comunicación Política 2.1 modelo para armar, Editorial Etcétera.

Lee más de este autor