La comisión antimonopolios tomará hoy una resolución histórica que impactará a Telcel, propiedad de Carlos Slim, y marcará el perfil de la institución responsable de evitar y sancionar prácticas anticompetitivas en los mercados de México.

Lo que hoy determine la Comisión Federal de Competencia (CFC) en la reunión que iniciará a partir de las 5 de la tarde afectará a la principal operadora de telefonía móvil de México y, al mismo tiempo, definirá qué tan autónoma e independiente, tanto de los propios entes regulados como de las distintas fuerzas y corrientes de opinión al interior del gobierno, es el máximo órgano procompetencia del país.

Hoy la CFC tendrá que resolver –aunque no necesariamente tendrá que publicar hoy mismo su conclusión– si ratifica, modifica o elimina la megamulta que por casi 1,000 millones de dólares impuso a Telcel.

Los comisionados de la CFC, sin la participación del comisionado presidente, Eduardo Pérez Motta –quien está recusado o excluido–, tendrán que pronunciarse en torno de la multa por 11,989 millones de pesos en contra de Telcel, la principal operadora de telefonía móvil de México.

Telcel, luego de que fue notificada de la megamulta, interpuso el recurso de reconsideración al que tiene derecho; en paralelo, interpuso el incidente de recusación en contra de Pérez Motta al que acusó de parcialidad.

Hay que recordar que fue el voto de calidad del comisionado presidente Pérez Motta el que definió la resolución original.

Es decir, la votación derivó en empate. Luis Alberto Ibarra Pardo y Miguel Flores votaron en contra de la multa, mientras que Rodrigo Morales Elcoro y Pérez Motta votaron en favor.

El entonces comisionado Agustín Navarro se excusó de votar por tener lazos familiares con alguna persona relacionada con la empresa telefónica.

En consecuencia, se aplicó el mayor peso en la votación del Comisionado Presidente.

Ahora, Pérez Motta, simple y sencillamente, está impedido para votar y participar en la deliberación y resolución.

Además, en lugar de Navarro votará Cristina Massa quien relevó a Navarro luego de que éste terminara su gestión en septiembre pasado.

Ahora serán los cuatro comisionados: Luis Alberto Ibarra, Miguel Flores, Rodrigo Morales y Cristina Massa quienes tomarán la decisión definitiva. Su decisión impactará a Telcel en distintos sentidos y órdenes de magnitud.

Obviamente, si eliminan la megamulta, la empresa será impactada de manera positiva.

Si se reduce el monto de la megamulta, también será benéfico para la compañía.

Y, si se aplica en el monto original, será un golpe fuerte para Telcel aunque, por la magnitud de los recursos que administra, en realidad no sería tan importante, a pesar de que se trata de la multa más alta jamás aplicada en la historia de la comisión antimonopolios.

De cualquier manera, Telcel todavía tiene la posibilidad de interponer un amparo en contra de la resolución definitiva de la CFC. La denuncia en contra de Telcel la interpusieron desde el 2006, Axtel, Alestra, Marcatel, Megacable, Protel y Telefónica.

El caso todavía tiene por delante mucho tiempo antes de que se resuelva definitivamente.

Al final, la resolución que emita la CFC llevará al análisis de qué tan fundada estuvo en la ley de competencia o si, como se ha elucubrado en los últimos días, hubo algún resquicio de negociación y/o de influencia por parte del ente regulado sobre o con alguno o algunos de los comisionados.

Por eso es que la comisión antimonopolios está a punto de tomar una resolución que, desde todos los ángulos, será histórica y definitoria de la propia institución.

¿Bancos ordeñan a México?

Alejandro Valenzuela, director general de Banorte, abrió fuego contra las subsidiarias de los bancos extranjeros en México con una frase tan contundente como gráfica, al acusarlos de ordeñar al país.

De manera inmediata el presidente de BBVA Bancomer, Ignacio Deschamps respondió y afirmó que no hay transferencia de recursos de México hacia las matrices de las instituciones bancarias.

Valenzuela en realidad sólo repitió lo que ya había señalado el presidente de la institución en la que trabajan ambos: Banorte, Guillermo Ortiz Martínez. El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Guillermo Babatz, afirma que las instituciones de crédito pueden tomar las decisiones que mejor les convenga en materia de dividendos, siempre y cuando cumplan con las reglas de capitalización que exige la normatividad nacional.

El tema, sin lugar a dudas, es muy complejo y candente.

CUENTOS VERAS

El Banco de México pasó la prueba de credibilidad. La Junta de Gobierno decidió –en contra de lo que la mayoría de los analistas privados anticipaba– mantener sin cambios la tasa de interés de referencia. Agustín Carstens, como Secretario de Hacienda en algún momento se pronunció por reducir las tasas de interés para impulsar el crecimiento económico. Ahora, encabeza el banco central y la institución se ajusta a su objetivo antiinflacionario. Banxico pasó la prueba con decisión colegiada.

Twitter: @marco_mares

marcomares@eleconomista.com.mx