Buenos días, buenas tardes o buenas noches. Este lunes, México se enteró de dos cosas que estaban pendientes, lo más importante de lo menos importante era saber si México pasaría a la siguiente ronda en el mundial de la FIFA y lo más importante de lo más relevante era tener el veredicto de la vox populi respecto de la elección presidencial

 

Los tiempos presentes son tiempos de grandes retos. esta semana entran en vigencia muchas de las medidas restrictivas de comercio que orquestó la Casa Blanca y aún hay muchas negociaciones pendientes; sin embargo, en esta cruzada por la defensa de su desbalance comercial, la administración Trump lanzó aranceles retaliatorios en contra de la importación de acero y aluminio.

Ese tema me parece que es más que bien conocido; sin embargo, la pregunta es saber ¿por qué lo hace contra propios y extraños por igual? Para muchos esto es un error de cálculo, pues el resto del mundo está contestando con medidas equivalentes; no obstante, desde la óptica estadounidense, es necesario aplicar estos aranceles sin distingo para así finalmente darle un mensaje contundente a China.

El tema es que los chinos han hecho un estupendo trabajo al enmascarar muchas exportaciones que hacen a Estados Unidos transitando vía orígenes antes de llegar a dicho mercado. Si uno analiza las importaciones directas de aceros y aluminio que China hace a Estados Unidos es poco notorio; sin embargo, en el contexto del todo, el intercambio indirecto es alarmante.

Los estadounidenses han visto cómo la industria acerera en China ha crecido al ser 50% de la capacidad instalada en el mundo de ser sólo 15% hace unos cuantos años. En el fondo, ésa es la zona de alarma de los estadounidenses y por ello llaman este tema como de seguridad nacional.

China tiene un plan muy claro para el 2025. su iniciativa made in China 2025 es muy puntual y específica en tener absoluta vanguardia en varias industrias clave y muy específicamente en los entornos de la inteligencia artificial y la biotecnología. Por ello, los estadounidenses extrapolando experiencias saben que el gobierno chino puede dar soporte y apoyo a estas empresas chinas que se lancen a la misión 2025, dejando en el camino una curva de aprendizaje que será fácilmente comercializable a bajos precios sin que la integridad de dichos emprendimientos esté debilitada y eso en sentido estricto es un modo de subsidio que termina siendo competencia desleal. Sin duda, el tema es delicado y los estadounidenses saben que de esa manera los chinos van a crecer y dominar en espacios estratégicos sin obstáculos.

Este tema no tiene vuelta atrás; los estadounidenses no tienen cómo ganar en el largo plazo, pero los chinos tienen desventajas en el corto plazo y ésa es la única ranura que trata de rasgar más el gobierno de la Casa Blanca. Los chinos no podrán ser detenidos, en todo caso, sólo se les podrá contener un poco.

El rollo anterior queda a ser destacado porque en estos tiempos de enfrentamiento comercial, los commodities son bisagras de negociación. Los chinos, por ejemplo, aplicarán 25% de arancel a la importación de soya estadounidense y en algunos casos un arancel tipo cadena perpetua múltiple a las importaciones de algunos cárnicos.

En la elección de productos al principio era una guerra de dólar por dólar; sin embargo, los chinos llegaron a la zona en donde no pueden contestar con la misma moneda porque no importan tanto de los americanos en términos de dólares y ahí es donde los chinos aplicarán sanciones cualitativas y ésas son altamente disruptivas. El destino es desconocido y el mercado no gusta de operar bajo condiciones inestables, desconocidas y de alta incertidumbre.

Situaciones que en lo presente es la crónica de todos los días según nos enteramos vía twitter.

Cerremos el tema de lo anterior simplemente destacando que los estadounidenses están peleándose en lo agrícola con un gran consumidor y que el favor de su desprecio va a sentirse en el corazón del midwest, en especial, cuando en estos momentos los cultivos en proceso parecen que están tratándose bajo condición de invernadero, nada está aún determinado, pero es un hecho que los cultivos vienen de maravilla, el maíz muy potente y la soya prometedora.

El trigo tal vez en zona más complicada, pero en el balance de existencias sigue habiendo mucho trigo en el mundo.

La Casa Blanca anuncia que tiene tratos comerciales en el tintero y que serán fantásticos, parecería que el TLCAN como está desaparecerá y según se escucha es muy probable que México y Estados Unidos terminen negociando un tratado bilateral.

Éstos son los tiempos de hoy la historia se presume vía twitter y se hace precio de anuncios súbitos.

No te olvides de que el que opera mercados con anuncios noticiosos termina vendiendo periódicos.

Administra tus riesgos y no pierdas oportunidad, pues son tiempos de alta volatilidad.

Me despido preguntándote si para eso de administrar riesgos estás en buenas manos.

Ánimo.

*Antonio Ochoa A&A.