La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) está, otra vez, inmersa en el escándalo.

En breve, el órgano regulador del multimillonario negocio de las telecomunicaciones podría estar sujeto a una investigación por parte del Órgano Interno de Control y la Secretaría de la Función Pública, que encabeza Salvador Vega Casillas, para deslindar probables responsabilidades de servidores públicos que trabajaron en distintas áreas de la Cofetel durante la gestión de Héctor Osuna.

La Cofetel -hay que recordarlo- precisamente por aquellas épocas fue señalada por el entonces Secretario de Comunicaciones y Transportes Luis Téllez Kuénzler como un órgano cooptado por los entes regulados.

Fue un escándalo mayúsculo el que vivieron las dos instituciones: Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y Cofetel, aderezado con intriga política y pasional que llevó al relevo de Téllez Kuénzler.

Ahora, la Cofetel está nuevamente en el ojo del huracán por la resolución de un tribunal de aplicar la afirmativa ficta para que la SCT se pronuncie sobre la petición de Teléfonos de México (Telmex) para que se elimine la prohibición que tiene para ofrecer el servicio de televisión restringida.

La posibilidad de que Telmex participe en el mercado de la televisión de paga representa un negocio potencial extraordinario.

Pero volvamos al tema. La Cofetel está a punto de convertirse en sujeto de investigación por hechos cometidos en el pasado reciente. Podría tratarse de un escándalo de proporciones mayúsculas.

Hasta ahora, la presunción del actual presidente del órgano regulador, Mony de Swaan, es de que algunos exfuncionarios incurrieron, en omisión, al no responder a tiempo a la solicitud que Telmex, de Carlos Slim, hizo en el 2008 para prestar el servicio de televisión restringida.

Al no haber respuesta, luego del plazo previsto de 60 días y poco más de dos años después, un tribunal colegiado emite sentencia con afirmativa ficta.

El plazo para responder por parte de la Cofetel venció el 30 de septiembre del 2008, el mismo mes en el que llegaron a la institución, luego de una intensa lucha legal, los comisionados impugnados por el Senado de la República, el economista Rafael del Villar, quien el pasado 9 de mayo fue relevado, y el abogado Gonzalo Martínez Pous.

Para cuando arribaron a la institución estos dos comisionados, el plazo para que la Cofetel emitiera su respuesta a la petición de eliminar la prohibición que tiene Telmex para ofrecer servicio de televisión restringida ya había vencido.

Martínez Pous, quien fuera Director de Asuntos Jurídicos de la SCT, tiene en su haber una gran cantidad de juicios ganados en favor del Estado, pero este tema, simple y sencillamente no lo conoció porque no le tocó en el tiempo; además de que es un asunto que le corresponde atender al responsable de la coordinación jurídica del órgano regulador.

Mony de Swaan ha dicho que el juicio relacionado con la solicitud de Telmex para dar el servicio de televisión restringida no se perdió durante el proceso de litigio, sino en el momento en que la Cofetel fue omisa para responder.

El plazo estipulado para responder a la solicitud de la operadora telefónica para dar el triple play -voz, datos y video- estaba incluido en el Acuerdo de Convergencia.

El Presidente de la Cofetel enviará el expediente del caso al Órgano Interno de Control para que evalúe si debe iniciar una investigación sobre la actuación de la Secretaría Técnica, la Unidad de Supervisión y Verificación (USV), la Unidad de Prospectiva y la Unidad de Servicios a la Industria.

El Comisionado Presidente asegura que, en su momento, el caso se subió al pleno de la entidad y luego se deslistó por razones desconocidas. Además, el expediente fue enviado a tres áreas distintas, dos de ellas lo regresaron porque se declararon incompetentes.

CUENTOS VERAS

De acuerdo con el volante de control de gestión de la Cofetel, con el asunto 64/2008, fechado el 6 de agosto del 2008, el entonces Coordinador de Consultoría Jurídica era Carlos Silva Ramírez, la Unidad de Supervisión y Verificación la encabezaba Guillermo Martínez y el Secretario Técnico era Jorge Mena.

Carlos Silva le envía a Jorge Mena Ortiz copia simple del oficio en el que Telmex solicita a la Cofetel emitir opinión favorable con respecto al cumplimiento de las obligaciones establecidas en las condiciones de modificación de su título de concesión con el propósito de que las restricciones contenidas en ese título sean eliminadas en los términos del Acuerdo de Convergencia. Indica que los originales se enviaron a Guillermo Martínez.

Y en el volante de descargo de la propia Cofetel turnado a Carlos Silva Ramírez se dice -con texto en manuscrito- que envió proyecto de respuesta a la USV el 22 de agosto del 2008 y enfatizo que se anexa copia.