A partir del jueves de la semana anterior, la Comisión Federal de Telecomunicaciones ya cuenta con los cinco comisionados que establece la ley.

Mucha falta le hacía al órgano encargado de regular al sector de las telecomunicaciones el quinto Comisionado, que descansa en la persona de Alexis Milo Caraza, nombrado por el presidente Felipe Calderón en pleno uso de una de sus atribuciones establecidas en la ley.

Lo que a la Cofetel no le hace falta son más líos y el nombramiento de Milo Caraza puede significar, en el corto plazo, un dolor de cabeza para la Cofetel, a la que ya no le alcanzan los analgésicos en estos días de batalla de las grandes firmas de este jugoso sector.

Especialistas de las telecomunicaciones ya adelantaron que recurrirán a las vías legales para impugnar la designación del quinto elemento de la Cofetel; lo más seguro es que Milo gane en tribunales su asiento en el pleno del órgano regulador; pero, ¿qué necesidad hay de que dedique sus primeros días a planear la defensa de su designación, cuando debería estar dedicado a estudiar los costos de interconexión?, ya que seguramente cubrirá la vacante de economista en la Cofetel que acertadamente llenaba hasta hace poco Rafael del Villar, quien ya regresó al Banco de México.

Así las cosas: al parecer, la Cofetel está completa con el arribo de Milo, pero en lo hechos será decisiva esta semana para observar a qué dedica sus primeros días el nuevo integrante del pleno. De entrada, sería una lastima que los dedique a planear la explicación de que sí tiene la experiencia suficiente y necesaria para decidir junto con sus hoy pares el rumbo de la industria de las telecomunicaciones, sector que vive días en los que hace falta que alguien ponga orden, así que más nos vale como país tener una Cofetel que ya se ponga a trabajar en lo que le toca: regular el sector de la telecomunicaciones.

CFC tras Mexicana de Lubricantes

Salvador Martínez Garza debe andar que no lo calienta ni el sol, si es que ya se enteró que la Comisión Federal de Competencia, que preside Eduardo Pérez Motta, está a un tris de sacar una opinión para determinar si la firma de aceite ejerce prácticas monopólicas para lograr apoderarse de 15% del mercado de grasas y aceites, tasado nada más y nada menos que en 1,000 millones de dólares.

Resulta que el órgano antimonopolios ya casi documentó que Martínez Garza comercializa las marcas Akron y Mexicana de Lubricantes por debajo del precio de producción, además de que con la ayuda de varios directivos de Petróleos Mexicanos, que dirige Juan José Suárez Coppel, mantiene el control absoluto de las ventas de aceites y lubricantes en las 9,500 estaciones de servicio que existen en el país.

AXA impulsa la capacitación de enfermeras

Según la Organización Panamericana de la Salud, México padece un déficit de 50% en profesionales de enfermería, por lo que AXA Seguros, que dirige en nuestro país Xavier de Bellefon y la Fundación Marillac -encabezada por Gabriela Vargas- iniciarán la campaña Ayudando a una, ayudas a muchos para recabar fondos que apoyen la capacitación de estudiantes que se dedicarán a esta actividad.

En México trabajan 302,000 enfermeras concentradas en ciudades de más de 100,000 habitantes, principalmente en la zona del Centro y Occidente, de acuerdo con el INEGI, de Eduardo Sojo. Por ello, AXA Seguros, en un práctica de responsabilidad social, impulsará la capacitación de las enfermeras que estudian en el Instituto Marillac, cuya matrícula es de 800 estudiantes.

KeGanga impulsa subastas on line

No cabe duda que el comercio on line será uno de los negocios más rentables para nuestro país, pues éste representa un mercado que rebasa los 2,300 millones de dólares anuales, ubicando a México dentro del continente como el segundo país más grande en este rubro, sólo detrás de Brasil.

Ante esto, los empresarios sinaloenses Fernando Mendívil y Mateo Barraza lanzan el sitio KeGanga.com, lo que inaugura en nuestro país la industria on line de subastas de alta interacción, en donde pretenden, en el primer año de operación, registrar ventas arriba de los 50 millones de pesos, sólo en México.

KeGanga es un modelo de negocio que le permite al cibernauta adquirir productos nuevos y con garantía, como son iPads, Laptops, bolsas de diseñador, palos de golf y Macbooks, entre otros muchos productos, sumado a la posibilidad de ahorrar entre 40 y 90% en artículos subastados.