Apenas unos días después de que lanzó una poderosa bomba legislativa que buscaba extinguir tres organismos autónomos: el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT); la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), y sustituirlos por uno solo, en aras de la austeridad, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado de la República, Ricardo Monreal, decidió frenarla este fin de semana. Lo hizo a través de un video que difundió a través de las redes sociales.

El pretexto del legislador para postergar el proceso de revisión y discusión de su propia iniciativa es que buscará que los esfuerzos se concentren en la atención de la crisis sanitaria y la inminente entrada en vigor de la nueva versión del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, además de que decidió abrir el diálogo, en torno al tema.

Como si antes de presentar la iniciativa no se hubiera dado cuenta de que estamos en medio de lo peor de la pandemia del coronavirus o que una iniciativa tan ambiciosa como la que presentó generaría notable oposición e intensa preocupación, por el desmantelamiento institucional implícito.

Lo que resultó y tal vez nadie nunca planeó es que la publicación de la iniciativa derivó en un poderoso y venenoso dardo de la duda que se clavó de inmediato en la arteria vital del IFT: su órgano de gobierno, integrado hoy por seis comisionados, incluido el presidente interino: Adolfo Cuevas.

Uno de los seis comisionados del órgano regulador de telecomunicaciones, Mario Fromow acusa a Cuevas, quien tiene por mandato de ley la responsabilidad de defender la autonomía del instituto, trabajó en una iniciativa para la desaparición y destrucción del organismo.

Asegura que la huella digital de la iniciativa de ley salió de la oficina de la presidencia del IFT y desde su punto de vista es increíble y absurda la versión de Cuevas de que sólo habrían enviado una monografía, cuando la iniciativa completa se difundió con la huella digital de la iniciativa Monreal.

El día en que se difundió la controvertida iniciativa, Irene Levy de Observatel, publicó un tuit en el que aseguró que había encontrado en la metadata del documento electrónico, el nombre del director de la oficina de la presidencia del IFT, Vladimir Rosas Pablo, quien trabaja directamente con el comisionado presidente.

Cuevas, en su defensa, aseguró que su subalterno delegó la tarea de elaborar una monografía, descriptiva y sin valoración alguna, sobre el caso español (en donde se fusionaron, en el año 2013, ocho organismos autónomos), para entregarla al equipo de asesores de Monreal.

La iniciativa de ley de Ricardo Monreal se basa precisamente en ese caso, y lo expone como un éxito.

Pero volviendo al tema de la venenosa duda en el pleno del IFT, Fromow asegura que Cuevas desde el día en que se hizo pública la iniciativa y se supo que en la metadata estaba la huella digital de Rosas Pablo, el comisionado presidente interino perdió la confiabilidad y credibilidad interna y extrenamente.

Habló a su nombre y aseguró que había conversado con el resto de sus compañeros.

Por su parte, Cuevas dio su explicación, aseguró que la institución no fue consultada para la realización de la iniciativa y defendió el valor del IFT.

Mencionó que el IFT en sus poco más de 30 años de existencia le ha costado al erario 11,000 millones de pesos, a través de los diversos presupuestos anuales.

El organismo ha beneficiado a la sociedad mexicana con más de 500,000 millones de pesos; de esa cantidad 450,000 millones de pesos se explican por los ahorros para las personas y familias con menores costos en telecomunicaciones y 100,000 millones de pesos en recaudación.

La proporción entre lo que cuesta la operación del IFT y lo que ha procurado en beneficios a los consumidores es de 50 veces a uno.

Esos son los hechos y las posiciones.

Más allá de que se vuelva a discutir o no la iniciativa Monreal, por lo pronto ya provocó un cisma en la cúpula del IFT.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.