Buen día, buenas tardes, buenas noches, estamos de regreso y en qué momento. La semana pasada fue de intenso calor humano, se le soltó la manguera al bombero y en similitud los mercados agrícolas en Chicago no pararon de moverse. La razón es ya sabida, la Casa Blanca se pone cada vez más astringente con China

La relación comercial de cualquier país con China siempre es delicada. los chinos desde su lado de la muralla te dan acceso y te reciben con gusto; sin embargo, una vez cruzando la muralla no hay secretos. La tecnología y buenas prácticas de manufactura son apropiadas y en muchos casos, como medicamento genérico, duplicadas bajo estrategias de mercadeo desleales y eso abre el gran debate sobre lo que implica el “espionaje industrial” del otro lado de la muralla.

China ofrece una masa crítica creciente de más de 450 millones de personas, de una clase media que está en expansión y eso genera un mercado imposible de ignorar. Un mercado de ese tamaño termina imponiendo condiciones y atrás de todo lo aparente, lo evidente es que Estados Unidos está preocupado por el avance de China en el liderazgo geopolítico del mundo. Seamos claros, el futuro es de China, no de Estados Unidos. mientras la casa blanca se pone a tirar chifladores con las medidas arancelarias, China prepara inversiones estratégicas que le darán control absoluto de la cadena agroalimenticia y no sólo eso la agenda energética será también de los chinos.

Si no te has percatado, hay ya un contrato de petróleo operando en Shanghai, y esta denominado en yuan, eso a la larga va a golpear la hegemonía del petrodólar y no es un cambio de timón liviano en la conducción del mundo.

China y EU tendrán frecuentes escaramuzas. en esta ocasión estoy de acuerdo con lo que menciona el presidente Trump, cuando se refiere al tema diciendo que esta pelea ya se perdió. Aun así hay que buscar repeler un poco la embestida.

Tomemos el pulso del momento, los mercados agrícolas adquieren un nuevo vuelo de volatilidades, China imponiendo sanciones a la importación de nueces, etanol, grano seco de destilería, soya, cerdo, entre muchos otros productos, asesta un golpe fuerte a la masa de votantes que le hacen el caldo gordo al presidente Trump y no es un efecto menor. Para el caso de la soya, el día que se anunciaron las medidas arancelarias, los precios de Chicago cayeron dramáticamente. esa caída impactó en más de 1,600 millones de dólares en la cadena de valor soya en EU y se estima que, en caso de que se imponga dicho arancel, el valor total a perder por parte del campo de EU estará cercano a 3,600 millones de dólares, no es de ninguna manera una cifra menor.

Lógicamente que en China tendrán que recibir parte del dólar también. EU es 35-40% del porcentaje de mercado que China importa en soya, y si bien la estrategia es poner en la banca a EU, China no puede sustituirles por completo. El flujo comercial de las cadenas agrícolas esta en movimiento, los orígenes de siempre no abastecerán a los destinos de costumbre.

Hoy comprar en Brasil es muy caro y el mundo le da la vuelta a esa crecida de precios, que Brasil se quede con China, EU tratará de atender lo que reste.

Cerremos el tema con dos apuntes. El primero dice que con la comida no se juega y si quieres un ejemplo mira lo que sucedió con Egipto, Libia y anexas, incluyendo a Siria. Fue el hambre la que movió gobiernos y en ese orden los chinos no tienen suficiente tierra arable como para sustituir toda la soya que compran y definitivamente la necesitan, pues su población animal la requiere. Los chinos además saben que no pueden depender de un origen. En Argentina, por ejemplo, la sequía mato rendimientos, pasamos de la expectativa de 57 millones de toneladas a 38 millones al momento y restando. Nadie le garantiza a China que un efecto similar no suceda en Brasil y si eso pasa, entonces si como dicen en Argentina, agárrate Catalina.

Las disputas comerciales tienen un fondo político, en lo que los intereses en las cumbres de determinan. Trump está lejos de poder retar ese poderío y no puede aún mandar por decreto por encima de todo. China es más maleable que EU en la conducción, aunque parezca mentira.

Nos despedimos simplemente haciendo un flash de actualidad destacando que son tiempos de siembra en el midwest de EU y hay nieve con temperaturas bajas en muchos sitios clave que deberían empezar a trabajar pronto; las temperaturas del suelo son muy frígidas y no se puede empezar a sembrar.

Tenemos tiempo aún, pero estamos muy próximos al 25 de abril, y en muchos lugares, cada día que pase resta el mayor potencial de la semilla si se siembra más allá de esos tiempos, la imposibilidad de siembra puntual de maíz abre la puerta a que se siembre soya que es algo mas tardía y en ese debate estaremos un tiempo.

Hoy el USDA estará anunciando su expectativa mensual sobre oferta y demanda. el mercado espera bajas en la producción en Argentina y posiblemente un incremento en Brasil, el resto será especular sobre la superficie a ser sembrada en EU y con eso tendremos cuerda para rato sin lugar a dudas.

China es el futuro, y en lo que eso llega, EU intentará extender la asunción lo más posible, los gobiernos que se enfrentan en lo político usando comida como rehén terminan pagando las consecuencias.

Muchas variables sueltas, mucha volatilidad y un ciclo en el hemisferio norte que no soporta ningún error productivo.

Hay que administrar los riesgos, dado que el futuro es China, nos despedimos de momento saludándote con respeto y gusto y preguntándote si en eso de administrar tus riesgos, estás en buenas manos.

Ánimo.

aochoa@rjobrien.com