No hay cohesión emergente a favor de Agustín Carstens. China ha expresado ya su apoyo formal a la candidata europea Christiane Lagarde para dirigir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con el reconocimiento del banquero central chino, Zhou Xiaochuan, según declaraciones recogidas por la agencia especializada Dow Jones, se cierra la posibilidad de que el emergente asiático sea congruente con sus dichos.

Al menos desde el año 2007, China ha clamado junto con India por más influencia al interior del FMI para que se vea reflejado su creciente peso económico. Seguro Lagarde le dará esa oportunidad de oro.

En el diario El País, del sábado pasado decían que como la tradición manda un Europeo debe asumir el cargo de director gerente del FMI .

La tradición manda. Una europea dirigirá al FMI. La primera no economista que asume el cargo en 63 años. Quizá para el próximo relevo para el Director Gerente, el del sucesor de Lagarde, nos recetarán a un médico. Un arquitecto. Un astronauta. Un músico. Un periodista o un poeta total, solo dirigirán al organismo que hace las veces del Banco Central del Sistema Monetario mundial.

Solo será responsable de desarrollar planes para superar problemas de balanzas de pago. Y de resolver una crisis de solvencia en los países de la periferia en la Eurozona.

La elección transparente del director gerente del FMI, abrió la puerta a cualquier profesionista que haya probado experiencia en el sector público y claro, que sea europe. ¿Quién más se apuntará?