En las últimas sesiones, se nota un alza gradual pero significativa en la percepción del riesgo sistémico entre los inversionistas, pues a pesar de que se no se notan oleadas de temor asociadas con el pánico bursátil, sí han tomado precauciones ante una eventual corrección en los mercados accionarios, advierten los analistas de Black Wallstreet Capital, en su informe semanal.

“Uno de los principales indicadores de esta tendencia es el precio del oro, que tradicionalmente se utiliza como el refugio por excelencia durante la aparición de tendencias bajistas”, señalan los especialistas; sin embargo, no es el único beneficiado.

Los valores soberanos a nivel municipal, o aquellos que tienen el respaldo de activos garantizados, también han atraído a nuevos compradores, en detrimento de las opciones asociadas a la renta fija, según BWC.

“Cabe destacar que incluso los bonos de deuda de alto rendimiento, o high yield por su nombre en inglés, han perdido una parte significativa de sus entradas, aun cuando son instrumentos de deuda, lo que apunta a que los segmentos más riesgosos de las categorías consideradas como seguras empiezan ya a ser consideradas poco fiables”, indicaron.

Las aerolíneas British Airways y Royal Air Maroc firmaron un acuerdo de código compartido para la apertura de rutas a Marruecos y haciendo más flexibles los vuelos entre las ciudades de Londres y Marrakech.

El acuerdo ya se encuentra vigente y los vuelos están programados para iniciar operaciones a partir del 20 de febrero, con lo que British tendrá acceso diario al centro de Royal Air Maroc en Casablanca, Marruecos.

El fabricante de automóviles estadounidense General Motors (GM) anunció este lunes el final de la marca australiana Holden con la liquidación en los próximos meses de las actividades de ingeniería, diseño y ventas. Creada hace más de 150 años, Holden lanzó el primer coche fabricado en serie en Australia y se convirtió en una marca emblemática para el país durante décadas.

En el 2017 esta filial de General Motors anunció la deslocalización de su producción, poniendo fin a la fabricación de automóviles en el país.

El vicepresidente de operaciones internacionales de GM, Julian Blissett, afirmó que unas 600 personas perderán el empleo en los próximos meses después de que la marca desaparezca en Australia y Nueva Zelanda.

Según Blissett, GM constató que no podía hacer la “inversión significativa” necesaria para que Holden fuese competitivo y rentable a largo plazo.

General Motors precisó que continuará, durante al menos 10 años, brindando servicio posventa, mantenimiento y recambio de piezas a los propietarios de coches Holden. Con 1.6 millones de coches Holden en circulación, se espera que unas 200 personas mantengan sus empleos.

De acuerdo con información de Bloomberg y de personas familiarizadas con el asunto, el gobierno del presidente Trump se encuentra estudiando la posibilidad de nuevas restricciones comerciales a China, las cuales buscarían limitar el uso de equipos estadounidenses para la fabricación de chips, es decir, limitar el comercio de semiconductores.

Dicho lo anterior, el Departamento de Comercio estaría redactando cambios a la llamada norma de productos extranjeros directos, restringiendo el uso de tecnología estadounidense por parte de empresas extranjeras para productos militares o de seguridad nacional.

Signum Research nombró a Armando Rodríguez Díaz como nuevo director general de la firma de análisis, remplazando a Héctor O. Romero, quien recientemente fue designado como director general de Punto Casa de Bolsa.

Rodríguez se desempeñó como director adjunto; anteriormente ocupó varias posiciones en Signum Research desde su ingreso en el 2013, siendo responsable de la cobertura de los sectores de vivienda y fideicomisos de inversión y bienes raíces.

Armando Rodríguez estudió la licenciatura en Actuaría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México y colabora con opiniones sobre economía, negocios y finanzas en varios medios escritos y canales de televisión de México.

En medio de la incertidumbre sobre el impacto económico del coronavirus, el dato del PIB de Japón resultó mucho peor de lo esperado. En el último trimestre del 2019, cayó 6.3% en tasa interanual, frente a 3.7% que esperaban los analistas.

La contracción es la mayor en seis años, y se vio agravada por los efectos sobre el consumo de la subida del IVA. El Nikkei respondió el lunes con una caída de 0.69 por ciento.