Frente a la crisis económica que viene, México debe actuar con cautela, dice el secretario de Hacienda y Crédito Pública, Arturo Herrera.

Su estrategia se puede resumir así: mantener la disciplina fiscal, es decir, no aumentar la deuda y aumentar y fortalecer la liquidez en la economía. México no puede endeudarse como los países desarrollados que tienen tasas cero de interés.

Lo que sí utilizará el gobierno mexicano son las decenas de miles de millones de pesos, que se identificaron en fideicomisos del gobierno federal.

No todo el impulso podría provenir de un déficit, si se llega, en el extremo a esa situación, sino de la utilización de todos los recursos disponibles en distintos portafolios que hay en el gobierno federal. En cuanto a la profundidad de la recesión que registrará la economía, descarta que pueda ser de 10%, y recomienda esperar a ver cómo se comporta la pandemia del Covid-19 en México y cuánto tiempo afecta a la actividad económica.

Un día después de que la agencia calificadora Fitch degradó y colocó a México a un escalón de perder el grado de inversión, con serenidad, Herrera sostiene que “hay que esperar a que se asiente el polvo” y podrá observarse con mayor claridad que la posición de México es sólida.

Respecto de la deuda, la degradación crediticia reciente de Fitch, indica, no tendrá mayor impacto porque 72% de la deuda está en pesos. Y toda la deuda que está en dólares está a tasa fija y largo plazo. Así que el efecto posible puede ser mitigado.

Admite que al gobierno mexicano le preocupa la degradación crediticia y asegura que hay que atenderla, y sin demeritar el hecho, advierte que la agencia calificadora tomó su decisión en medio de esta vorágine, que el propio Fondo Monetario Internacional ha considerado como la crisis más importante, desde la Gran Depresión.

El titular de las finanzas públicas mexicanas sostiene que la disciplina fiscal es fundamental y el gobierno mexicano buscará preservarla. En contra de quienes proponen que se eleve la deuda para enfrentar los efectos negativos en la economía derivados de la pandemia del Covid-19, asevera que no todo puede resolverse por la vía del estímulo tributario.

Y explica su punto de vista así:

Las economías avanzadas han aplicado impulsos fiscales de 10, 20, 30 y hasta 40% del PIB. Lo pueden hacer, porque tienen tasas de interés de 0% y si se endeudan no pagan nada.

Si México decidiera dar un impulso fiscal de 20%, como los países europeos, tendría que pagar 375,000 millones de pesos adicionales en intereses cada año.

El funcionario afirma que la solución no es por la vía del estímulo tributario. Su visión es que el camino que debe tomarse es por el estímulo de la demanda, vía el aumento de la liquidez.

El gobierno mexicano vía la Secretaría de Hacienda está inyectando 50,000 millones de pesos en créditos; 1 millón de créditos al sector informal y otro al informal; realiza inversiones por 25,000 millones de pesos en el remozamiento de 50 ciudades.

Respecto a la liquidez, se han implementado, a través de las agencias del Estado las siguientes acciones:

El Infonavit lanzó un programa para diferir o absorber tres meses de los créditos, en caso de que una persona pierda el empleo. El gobierno está acelerando el gasto en algunas áreas.

Junto con Banco de México, que gobierna Alejandro Díaz de León, se tomaron medidas de regulación. Dos de ellas con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y otra con el Comité de Liquidez, que permite que los bancos no tengan que hacer ajustes si empresas les jalan sus líneas de crédito y los dejan con poco efectivo.

Y es que la situación atípica está obligando a tener mayor liquidez. Un ejemplo de ello es que, hasta hace unos días, había casi 2 millones de solicitudes de créditos para reestructurar créditos. El secretario de Hacienda está consciente de que enfrenta una crisis de enorme magnitud, pero se nota confiado en su estrategia.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.