Casablanca ha sido el mayor operativo contra el lavado en México. Manchó el nombre de 12 instituciones bancarias mexicanas, entre ellas Bancomer y Serfin.

Operación Casablanca/ Un cuatro pa’los banqueros/ Dicen por ahí que los train juidos/ No se me rajen amigos , Así empieza el corrido de Los Tucanes de Tijuana dedicado a la Operación Casablanca, que fue dada a conocer el 18 de mayo de 1998 por Estados Unidos y llevó a la cárcel a una decena de funcionarios de la banca mexicana de nivel medio.

Aquí no sólo se lavan/ Si no que también se planchan/ Vamos a seguir lavando/ Aun pase lo que pase .

Hasta el momento, Casablanca ha sido el mayor operativo contra el lavado en México. Manchó el nombre de 12 instituciones bancarias mexicanas, entre ellas algunas de las más importantes: Bancomer, Serfin y Confía.

Provocó protestas del gobierno mexicano, que no fue avisado de la presencia y actuación de agentes de Estados Unidos en nuestro territorio. La crisis diplomática se zanjó con la firma de la carta de Brownsville, un acuerdo de colaboración binacional lleno de ambigüedades.

Para el sistema bancario marcó un antes y un después. De esas fechas datan los primeros controles sistemáticos para detectar el lavado en México, más allá de lo que nos exigieran las autoridades, lo hicimos porque nos entró un miedo real de que un error podría llevarnos a la cárcel , me cuenta un banquero experimentado que pide no ser identificado. Para ser sincero, ha pesado mucho más el miedo de ser juzgados en Estados Unidos, que acá , concluye.

En México, se lavan alrededor de 20,000 millones de dólares anuales, de acuerdo con las cifras de organismos internacionales. La persecución de este delito ha derivado en 1,379 averiguaciones previas entre el 2007 y el 2011. De ellas, se consignaron ante juzgados 319 indagatorias. Para no hacer el cuento largo, sólo ha habido 79 sentencias contra lavado.

Aquí hay muy buen detergente/ No somos improvisados/ Nos preparamos primero , siguen cantando Los Tucanes.

¿Son muy buenos los lavadores o muy poco eficaces los que los persiguen?

En el papel, los bancos tienen oficinas de control y el gobierno supervisa a través de la CNBV. En paralelo, Hacienda tiene una Unidad de Inteligencia Financiera y la PGR, una unidad de combate a la delincuencia organizada.

El escándalo de HSBC pone en evidencia que los controles internos del banco no servían y que las instituciones del gobierno carecen de los instrumentos para prevenir, corregir y sancionar con eficacia, es decir, bien y rápido.

Zhenli Ye Gon, el chino de los 200 millones de dólares, era cliente de HSBC. Fue detectado como cliente con actividades sospechosas por la oficina de control de lavado del banco, pero recibió el aval de parte de la oficina de servicios personales financieros del mismo banco.

Eso ocurrió en el 2005, la gran pregunta es ¿qué tanto ha cambiado ese banco y el sistema bancario desde entonces?

Si uno escucha y cree a los banqueros, hay razones para afirmar que ha habido grandes cambios y que el combate ha avanzado.

Las cifras oficiales de lavado nos ofrecen otra hipótesis: este delito goza de cabal salud. ¿Qué sigue?

lmgonzalez@eleconomista.com.mx