Dadas las condiciones existentes en el sector cañero mexicano, donde prácticamente el total de la producción cañera se destina a la producción de azúcar, las perspectivas en el mercado de la caña en nuestro país se encuentran fuertemente ligadas al destino del mercado azucarero nacional.

A su vez, el mercado azucarero mexicano se ve inevitablemente influido por los acontecimientos en el mercado mundial del dulce.

En particular, revisando el entorno global de esta importante actividad económica, se tiene que el precio del azúcar ha caído más de 40% después de alcanzar sus niveles máximos en 29 años a finales de enero del 2010.

Así, los precios internacionales han disminuido sustancialmente. Sin embargo, los altos precios internacionales, ocasionados por el déficit global del edulcorante, inexorablemente tuvieron un considerable impacto en la cotización del azúcar en el mercado nacional.

De esta forma, el precio del azúcar estándar en centrales de abasto del país reportó un promedio nacional de 11,851 pesos por tonelada durante abril del 2010. Este nivel de precios representa un incremento de 80.6% con respecto a la cotización de abril del 2009.

Por el lado del avance de la producción azucarera nacional, al 24 de abril del 2010 se reporta una superficie cosechada de 545,400 hectáreas, un volumen industrializado de 37.4 millones de toneladas de caña molida bruta y una producción de 4.1 millones de toneladas de azúcar.

Lo anterior representa reducciones anuales de 5.3, 2.5 y 8.0%, respectivamente. En otras palabras, se ha cosechado un nivel similar de caña que en la zafra previa, pero el rendimiento en fábrica ha sido más bajo.

Para el productor cañero un menor rendimiento implicaría menores ingresos; no obstante, la reducción en el contenido de azúcar en la caña se ve más que compensada por los incrementos en el precio de la misma.

En este sentido, para tener una idea del nivel que pudiera tener el precio de referencia del azúcar para la siguiente zafra, se puede tomar el precio promedio de lo que va de la zafra, de octubre del 2009 a abril del 2010.

Así, el azúcar estándar ha cotizado a un promedio de 12,492 pesos por tonelada, nivel que representa un incremento de 74% con respecto al promedio de octubre-septiembre 2008/09. Lo anterior, se traduciría en mejores ingresos para los cañeros.

Así, cuando se considera únicamente la perspectiva de corto plazo de precios para la caña de azúcar, resulta evidente que es tiempo de vacas gordas para los productores. Mejorar la productividad y competitividad, así como diversificar los usos de la caña de azúcar, es otra parte de la historia...

*David Magaña Lemus es especialista de la Dirección de Análisis Económico y Sectorial de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]