Apenas comienzan las campañas y César Nava ya revela debilidad. Las primeras derrotas se acumulan en terrenos jurídicos.

Ayer, la sala superior del Tribunal Electoral desechó, por notoriamente improcedentes, dos impugnaciones promovidas por el PAN. Una involucraba al ahora candidato del PRI a la gubernatura de Sinaloa, Jesús Vizcarra Calderón, por haberse presentado al cumpleaños de Lourdes Sarabia, dirigente magisterial en Culiacán. Sin fundamento, querían que sancionaran al priísta por actos anticipados de campaña, no por fiestero.

Los magistrados electorales también declararon infundada una queja contra el alcalde priísta de Mazatlán, Jorge Abel López Sánchez, a quien acusaron de haber faltado al principio de imparcialidad, por haberse presentado al cierre de la precampaña de Vizcarra. El presunto delito en el que incurrió fue haberle levantado la mano.

No obstante, Nava confía en el criterio e imparcialidad del Tribunal que encabeza Maricarmen Alanís, a quien buscó ayer con desesperación para plantearle un caso de extrema urgencia: la negativa de las autoridades electorales de Aguascalientes para admitir el registro de Martín Orozco como candidato del PAN a la gubernatura.

Tuvo mala suerte, Alanís está en Londres, Inglaterra, en tareas de observación electoral. Así que hasta mediados de la próxima semana podrá exponerle su caso. Quizá la Magistrada Presidenta tendrá que dar audiencia a la parte priísta, pues el IFE, por omisión, ha afectado el inicio de las campañas en la entidad.

Resulta que el pasado martes, cuando iniciaban las campañas, el IFE liberó las pautas que determinan la propaganda electoral y ordenó la transmisión de los mensajes del PAN y Martín Orozco, no obstante que no es candidato. Los spots todavía aparecieron ayer.

El yerro de la autoridad se multiplica, pues pautó spots del abanderado priísta, Carlos Lozano de la Torre, que corresponden a su precampaña.

¿Dónde quedaron los nuevos? Enlatados por la burocracia electoral.

Así pues, el PAN tiene un candidato, frustrado, en el limbo. Está por verse si el Tribunal Electoral lo saca de allí.

EFECTOS SECUNDARIOS

EXCEPCIONAL. El Partido Socialista de Tlaxcala es la única formación política de dimensión estatal que participa, sin aliados, en las campañas políticas en curso. No es que rechazaran las coaliciones, todo lo contrario. Pero la dirigencia nacional del PRI lo marginó en un error grave, dado lo cerrado del panorama preelectoral. El PS postuló a la senadora Rosalía Peredo a la gubernatura.

CACERÍA. Primero fueron los panistas mexiquenses. Ahora, so pretexto de cerrar filas y arropar a César Nava, una abrumadora mayoría se impuso dentro de la dirigencia nacional del PAN para abrir un proceso sancionatorio contra el expresidente blanquiazul, Manuel Espino. La propuesta del presidente del PAN-DF, Obdulio Ávila, deja ver la desesperación imperante en el grupo hegemónico, pues dentro de un mes habrá un nuevo Consejo Nacional, que ya no será tan fácilmente manipulable

MALTRATO I. El jerarca de la revista electrónica Reporte Índigo, Ramón Alberto Garza, acudió a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para presentar una queja por la difusión de las imágenes de dos de sus colaboradores, quienes fueron capturados cuando rondaban por la casa del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. En el fondo de este asunto está el cerco impuesto al funcionario calderonista, pero no el mediático, sino el de su salvaguarda. Y es que vive amenazado por los cárteles de la droga, como consta en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/163/2009, abierta tras el fracaso de un operativo policiaco para capturar a El Borrado. Éste le puso precio a la vida de García Luna y desde entonces reforzó su protección.

MALTRATO II. Tristes y enojados quedaron en Puebla, ante el desdén presidencial. Y es que Felipe Calderón decidió retirarse de la conmemoración cívica del 5 de mayo antes de que concluyera, lo que obligó a suspender el desfile durante 20 minutos y provocó una estampida de funcionarios federales y estatales,y se excluyó a una banda de música que viajó desde Guatemala. El mayor desaire, sin embargo, lo sufrió el Gober Precioso, Mario Marín, quien de plano ni siquiera pudo cruzar palabra con el Ejecutivo federal.

MALTRATO III. No importó que las autoridades capitalinas hubieran declarado la precontingencia ambiental. La Presidencia de la República ya había girado, una semana antes, las invitaciones para acudir al arranque de la gira nacional del show multimedia 200 años de ser orgullosamente mexicanos.

Más de 10,000 servidores públicos estuvieron en el Campo Marte desde temprano, soportando el calor y los imecas. La espera valió la pena. Y es que la megapantalla –de 100 metros de largo y 11 metros de alto– en la que se observó el video de 45 minutos de duración, es la más grande de su tipo en América Latina.