El tema es que la demanda china entró con potencia muy temprano en el año, de hecho era inédito ver la cantidad de compromisos de compra que habían establecido con Ucrania y con Estados Unidos para maíz

Muy buenos días, buenas tardes y buenas noches. Estamos en tierra de nadie básicamente si tenemos que ubicar en el espacio el momento agrícola que vivimos.

Por un lado, la demanda se sospecha robusta pero se muestra esbelta, hay quien dice que es cuestión de tiempo y en breve los chinos le pondrán más afán a la engorda de cerdos y especies zootécnicas que les acompañan, cuando están en esta categoría pues el menú es diverso por allá y en esos detalles mejor no meternos.

El tema es que la demanda china entró con potencia muy temprano en el año, de hecho era inédito ver la cantidad de compromisos de compra que habían establecido con Ucrania y con Estados Unidos. para maíz.

Me parece que nunca en la historia habíamos visto tantas compras tan temprano en el año y eso sonaba a que venían por récords, sin embargo, el ritmo no encontró continuación, de hecho, al momento los chinos han estado bastante ausentes, no sabemos si en acción de espera a los nuevos cultivos o en acción de consumo acelerado para abrir espacio y traer más.

Los márgenes de engorda porcina no están en condición robusta y tan no están que el gobierno ha implementado una política de compra de carne de cerdo para poder apuntalar un poco los precios, está en el interés del politburó tener una porcicultura vigorosa pues sus planes estratégicos de largo plazo incluyen iniciativas muy puntuales y la falta de alimentos no debe ser un pretexto que les detengan, esa es la historia que ha traccionado mercados por un periodo largo, y en este largo periodo, hemos visto cultivos en el mundo venir a menos.

Como ejemplo, solo basta citar a Estados Unidos que el año pasado decía tendría inventarios de maíz cercanos a los 80 millones de toneladas y en estos momentos apenas pellizcamos las 30 millones de toneladas, una cifra muy menor. Y no es lo único, Brasil que sería la segunda potencia productora del continente ha tenido retos muy únicos con lo climático, y no te voy a hacer el cuento largo pero a esta altura del juego nos queda la recolección de maíz tardío y viene mal, muy mal.

Brasil no será una fuerza exportadora este año, después de sequias, les han pegado heladas tempranas que devastaron la producción, y lo mismo afectó a Paraguay, tal vez en menor escala a Argentina pero ese es el menor de los males para los hermanos argentinos que están por ser partícipes de una elección tras la cual podría venir la furia del estado que está casi obligado a levantar los impuestos exportadores, cosa que definitivamente en nada ayuda al fomento productivo,.

Y si esto no te alcanza, el rio Paraná, que es el afluente de vida al corredor exportador argentino está seco como no se había visto en casi 50 años. Muy pocos de los operadores en actividad habían batallado con una bajante del rio tan dramática y la ayuda no está en camino. Argentina tiene un problema enorme, especialmente cuando los fletes marítimos están tan caros, de hecho, prohibitivos.

La navegación en el Paraná está obligando a hacer maniobras de rellenado en puertos de mayor calado, en Bahía Blanca o donde se pueda, dejando el sistema del famoso “upriver” postrado, y esto tarde o temprano le explotará en las manos a los productores que tendrán que descontar en sus precios las diferencias de costos en logística respecto de países competidores.

El tema es que si sumamos efectos, Argentina estará fuera de circulación, Brasil a medio galope, dejando al mar negro como potencial abasto alternando con los americanos que en este momento están en la etapa crítica de definición de producción, y esto como es un tema meramente climático, nos guardamos las conclusiones hasta ver los primeros campos reportar rendimientos.

Arranqué diciendo que estamos en zona de nadie, y si miras, lo estamos, la demanda es difusa, la producción dudosa y en medio de ello caminamos con la guía de noticias que prenden y apagan focos de alarma y calma sin distinción de color, el mundo está mutando la charla Covid-19 por la Delta, y espero esto no recorra más letras griegas en la mutación de lo que tristemente no termina de dejarnos en paz.

La cadena de suministro se ha visto muy afectada por todo lo presente y el sistema de abasto justo a tiempo se rompió. Esta es una zona de oportunidad enorme para México, ojalá encontremos el camino y explotemos las ventajas competitivas que de ello se desprende, tenemos de vecino al norte a la mayor economía del planeta, que está gastando como si no hubiera mañana, que necesita una integración comercial de proximidad y con quien podríamos hacer un crecimiento alucinante, ¿será que en lo estratégico México está encontrando y explotando las enormes áreas de oportunidad? Bueno, pero esa es otra historia.

¿Y tú estás en buenas manos para administrar estar en tierra de nadie?

aochoa@rjobrien.com