El augurio del caos’’ de magistrados y jueces del Poder Judicial de la Federación (PJF) y la psicosis’’ de Manuel Mondragón y Kalb, longeva mente policial’’, hoy comisionado Nacional contra las Adicciones (CONADIC) de un futuro México Mariguanero’’, si se permite el consumo de marihuana a 20 días de aprobado su uso por la SCJN para autoconsumo de cuatro fantásticos’’, vinculados a la lucha contra el delito y violación de garantías individuales se fue por el caño, ante lo que tiene COFEPRIS.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) a cargo de Mikel Andoni Arriola Peñalosa, no ha recibido ni 20 solicitudes de permisos para la siembra, cultivo, recolección y autoconsumo del estupefaciente, que aprobó como un derecho humano la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a proyecto del ministro progresista, Arturo Zaldívar Lelo Delarrea, que secundaron otros tres ministros.

Ni caos, ni anarquía están presentes, los solicitantes de permisos ante la COFEPRIS, argumentan lo mismo que los Cuatro Fantásticos’’, aquí se les bautizó así a: Josefina Ricaño Vándala, Armando Santa Cruz, José Pablo Giurot y Juan Francisco Torres Landa Ruffo, los cuales son confesos que no la consumen, crearon la denominada Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), que así, así, es una empresa.

Cómo se quitaron lo de presuntos’’ drogadictos, con el respaldo legal del abogado Fabián Aguinaco Bravo, que los acompañó todo el camino desde ingresar el recurso de amparo, seguir la línea de alzada, hasta pugnar por el amparo directo, que llegó hasta el máximo tribunal de justicia del país, que ni es pronta, ni expedita su justicia, ellos ya contaron su peregrinar, para llegar a ese resultado, que es histórico.

Aguinaco Bravo, enfrentaba un caso particular. Una niña de ocho años de edad, Graciela Elizalde en México, padece el síndrome de Lennox-Gastaut, que es epilepsia y soló con un producto que no se vende en México, porque la Ley Federal de Salud lo prohíbe, al contener una enzima del estupefaciente y era una visión de ¡Guácala! Para 500 diputados y 138 senadores estúpidos, porque la definición era una forma de drogarse.

El litigante no está exento de escándalos, es hijo del extinto ministro José Vicente Aguinaco Alemán, forjador de la nueva SCJN que nació a partir de 1995, tras la reforma de 1994, que represó al máximo tribunal regresar a 11 ministros y no 21, que deseaba acabar con premios políticos’’ en esa institución, en una parte de los tres Poderes de la Unión, tentación que ahora está de regreso con la llegada de Eduardo Medina Mora y los otros que vienen pronto.

Reconocimiento que Aguinaco Alemán obtuvo en medios de comunicación, pese a que era un ministro ultraconservador’’ abrió puertas a reporteros interesados, no de consultar como ahora vía INTERNET los plenos, que respaldo su entonces jefe de prensa, Gerardo Laveaga y obligó al ministro-decano, carismático, Dios lo tenga en su gloria: Juventino Castro y Castro a provocar la renuncia del gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa por su investigación del caso Aguas Blancas’’.

Esas 20 peticiones ante COFEPRIS no son nada, sobre una discusión que abrió a debate el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa en 2013, donde se estuvo presente trabajando, ahora apuesta porque se apruebe el uso medicinal, donde Aguinaco Bravo ya corrió y esperamos a los imbéciles Diputados y Senadores, los que se fueron, están y llegaron en la ALDF, no tienen ni idea.

COMMODATO

¡Ya aguantaron 19 meses! Me sumo a su demanda ¡Pinches Ojetes! Gobernantes de la Ciudad de México. La Línea Dorada, es una LINEA ROBADA’’, ahora pugnen, porque los responsables que los hicieron padecer ¡¡¡Paguen!!! Aunque el dinero ya o gastaron o tienen bien guardado, por lo menos que toquen piano’’, les tomen una ficha signalética’’ y no caminen, sin vergüenza por la Ciudad, donde nos ¡¡¡Robaron!!!