Davos, Suiza. La delegación de funcionarios mexicanos que llegaron al Foro Económico Mundial (WEF) ya comenzó a hacer ruido.

El arranque fue marcado por la cena ofrecida por ProMéxico, en conocido hotel del centro de Davos, donde dieron la bienvenida el Subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela y el embajador de México en Suiza, Jorge Castro Valle.

Ahí, departieron con inversionistas los Directores de Pemex, Emilio Lozoya y el Director de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, quienes han sido la clara avnazadaa del gobierno mexicano. El Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens apenas ha llegado al Foro, y el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray está volando hacia aquí, desde Londres.

Por cierto, Ochoa Reza, quien lleva poco más de tres días en el Foro, participó ya en varios eventos relativos a su segmento. Primero, una cena del WEF Energy Community, donde revisaron los principales retos eléctricos del mundo.

Y apenas, hace unos minutos, mientras ustedes desayunaban, en una sesión privada, esto es solo para los líderes del WEF, sobre Policy Meeting for Energy Utilities & Energy Tecnologies. Ahí, se analizaron temas sobre la electricidad barata, sustentable y de fácil acceso; las regulaciones en el sector eléctrico y la influencia de las políticas públicas en el sector.

Una sesión moderada por Philip Proesler, especialista del WEF.

Pescando inversionistas

Por cierto. Este Foro del WEF, que nació en 1971 como una clara reunión de inversionistas para cerrar entre ellos negocios, está siendo bien aprovechada por los principales emergentes del mundo. Así como México ya hizo su fiesta para atraer la atención de los hombres del dinero, ayer Rusia e India hicieron lo propio.

Unos preparan brindis, otros realizan cenas más formales. El punto es que desde los pasillos del Centro de Convenciones, hasta en estos eventos sociales, hay oportunidades para pescar inversionistas.

Así, no queda como casualidad el encuentro bilateral que sostuvo el mismo Ochoa con el presidente del fondo de inversión brasileño BTG PACTUAL, Persio Arida. Por cierto, asistiendo también al encuentro bilateral, estaba el vicepresidente de aquella firma financiera, Guillermo Ortiz Martínez. Seguro viene acuerdo bajo la manga.

Aprieta seguridad

Conforme avanza el Foro, se siguen reforzando las medidas de seguridad. Se nota hasta en el tren que conduce a algunos de los participantes, hasta el búnker en que se ha convertido Davos.

Los policías, amables y atentos, pasan por los vagones del tren que conduce a las seis últimas estaciones que están antes de Davos. Un par de días antes, se quedaban en los andenes.

El tráfico por los cortes de seguridad se ha incrementado, al punto que se prefieren las caminatas por la nieve que mantenerse atorado literalmente en los shuttles dispuestos por el WEF para trasladar a los asistentes.

Y ya cerca del Centro de Convenciones, donde se desarrollan los encuentros, se observan miliares a pie, haciendo rondas; dispuestos en puntos altos cercanos al perímetro de los edificios sede, y la guardia privada hace en rondines por los pasillos aledaños incluso a la sala de prensa. Fuera, largas filas de autos negros, Mercedes Benz, Audi, camionetas y otras marcas que mi pobre experiencia en la rama automotriz me impide describirles, deben pasar cercos de seguridad de policías que a pie, cuidan el tránsito.

De mis apuntes

Hoy llega a Davos, el presidente de México Enrique Peña Nieto. Suerte que no le tocó la nevada de ayer, ni el frío que literal, traspasaba la ropa térmica y los tres jerseys que traía esta reportera. Mañana, viernes, es el día de Latinoamérica en el WEF. Veremos qué tanta expectativa se ha logrado levantar sobre México entre los hombres que de verdad, mueven el dinero en el mundo.

Acompáñenme a hacer esta cobertura, la primera del 2016, vía twitter @morales_yoly. Ahí les voy compartiendo fotos, minicrónicas, encuentros que tengo la oportunidad de reportear y una que otra opinión.