No son acciones aisladas. Es la nueva política gubernamental que implica, en una de sus aristas, una guerra frontal en contra de las empresas privadas nacionales e internacionales que participan bajo los esquemas de productores independientes y autoabasto.

Por ahora las batallas se han registrado en el terreno legal y los privados han ganado varios recursos en contra de la elevación de tarifas de transmisión o porteo.

La nueva política de Confiabilidad del gobierno mexicano ha sido impugnada incluso por la Comisión Antimonopolios.

Sin embargo, todo indica que es una política gubernamental, que se viene preparando desde el inicio de este gobierno y que buscará concretarla contra viento y marea.

Son parte de un objetivo central, “rescatar las empresas de energía de México”: Pemex y CFE.

Las acusaciones recientes del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de fraude a la Nación, en contra de empresas del sector eléctrico, se respaldarán con cifras multimillonarias de presuntas pérdidas para la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La narrativa gubernamental acusa una historia de simulaciones que habrían beneficiado a los productores privados y a cientos de compañías, en detrimento de la empresa eléctrica estatal.

En esa historia, se consignan pérdidas consumadas y pérdidas potenciales.

En parte, están referidas en el Programa Sectorial de Energía (Prosener) 2020-2024, publicado el pasado 8 de julio del 2020, en el Diario Oficial de la Federación.

Aunque previamente ya se había bosquejado en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen) 2019-2033.

Otro documento en el que se incluye parte de la estrategia es un Pliego Petitorio de la CFE que es poco conocido.

En este se identifican 80 temas específicos para el fortalecimiento de la CFE con apoyo de la Secretaría de Energía, la Comisión Reguladora de Energía y el Centro Nacional de Control Eléctrico (Cenace) para modificar la regulación de manuales, resoluciones y acuerdos, sin cambiar la legislación vigente, y se identifican 14 temas estratégicos de atención inmediata. En el Prosener el gobierno, acusa que los contratos legados vigentes hasta el año 2039, de continuar como están hoy, arrojarán pérdidas hasta por 160,000 millones de pesos. La subsidiaria de CFE que administra los contratos legados perdió en 2018 7,280 millones de pesos.

Se trata de esquemas de participación de inversiones privadas, previas a la Reforma Energética del 2013.

A partir de entonces, no se otorgaron más, pero quedó la obligación de mantener todos los permisos otorgados.

La participación de las empresas privadas en el Sistema Eléctrico Nacional incluye a 255 autoabastecimientos, pequeña producción, exportación e importación; que generaron 45.8 TWh y representan 14% del consumo nacional.

La CRE autorizó permisos para la generación de energía eléctrica, a 1,188 generadores privados, por un total de 84,491 MW, cantidad que incluye a los Productores Independientes de Energía (PIE); y 165 permisos por 45,558 MW para la CFE.

El documento asevera que los contratos de autoabasto fueron utilizados para simular el concepto original, mediante “socios” consumidores incorporados con acciones ínfimas de capital, que les ha permitido el acceso a tarifas subsidiadas de porteo, utilizando la infraestructura de transmisión y distribución de la CFE.

El corto circuito entre la CFE y las empresas privadas, parece inexorable.

El camino que está buscando trazar el actual gobierno pretende alcanzar la autosuficiencia, seguridad y soberanía energética y pasa por el fortalecimiento de Pemex y CFE.

Y, está claro, la limitación de la inversión privada.

Es un cambio total en las reglas del juego en el que hay un volumen muy importante de  empresas e inversiones privadas nacionales e internacionales. Veremos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.