Cuando perdió la elección de 1997, por tolerar pleitos entre sus dirigentes en Ciudad de México, el PRI había construido una estructura corporativa y clientelar que significaba –y significa-, la llave del poder capitalino.

Al ganar Cuauhtémoc Cárdenas no desmanteló la estructura, sólo reemplazó algunos dirigentes y a los demás les hizo saber que tenían un nuevo jefe. Hasta que López Obrador se fue del PRD para fundar Morena, las izquierdas capitalinas controlaban la llave del poder capitalino.

Hace tres años, las izquierdas lopezobradoristas empezaron a pelearle a las izquierdas perredistas el control de las estructuras corporativas y clientelares de la capital de la República. Eso es lo que pelean en realidad Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, pelean por la llave del poder político de CDMX. Nada más, pero nada menos.

Activismo, pudre al sistema anticorrupción

Luego de duros forcejeos, los intereses que respaldan a las ONG más connotadas, consiguieron que la coordinación de todas las instancias del Sistema Nacional Anticorrupción recayera en un comité de ciudadanos, lo cual les dio un rol prominente en la consolidación del sistema.

El Comité de Participación Ciudadana del SNA tiene, entre otras tareas, la de crear mecanismos eficientes de coordinación y colaboración entre las dependencias del Estado que forman el sistema. Falta mucho por hacer.

Difícilmente ayudará el comité si, como ayer, en lugar de cabildear para que se cubran las posiciones vacantes en las instancias del Estado, han optado por el activismo con las ONG. De seguir así el activismo del CPC del Sistema Anticorrupción no sólo no se fortalecerá, pudrirá al sistema.

Eliminar el fuero es un salto al vacío

Es innegable que la figura del fuero constitucional ha sido abusada, lo cual ha llevado que, como parte del discurso antisistema, se haya generado una corriente poderosa de opinión para eliminarlo.

Ayer, con el apoyo de todos los partidos, se aprobaron en la Cámara de Diputados las reformas constitucionales correspondientes. Falta, por supuesto, la aprobación del Senado y la aprobación de cuando menos 17 entidades de la República.

Si se ratifican las reformas constitucionales, quien esto escribe considera que, por desesperada inmediatez electorera, los legisladores abrirán una puerta que, con tiempo, tratarán desesperadamente de cerrar. 

Quizá sea demasiado tarde.

NOTAS EN REMOLINO

En Sinaloa, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no caerá en provocaciones en el debate del próximo domingo. Pues más vale que se tome uno o dos tafiles, pues no dude que todos buscarán provocarlo, cucarlo como dicen en Tabasco… Quizá sea tiempo de que el gobierno de México haga algún nombramiento diplomático que haga que nuestro país sea algo más que un espectador del proceso de transición que ha empezado en Cuba… Dos personajes de México Evalúa, Edna Jaime y Pedro Salazar, renunciaron a algún comité para proponer nombramientos. El problema es que dicen temer que las ratificaciones las manoseen los partidos. Alguien avíseles que todo proceso en el Congreso es un proceso partidista, porque el Congreso es el órgano político por excelencia… Confusa la explicación de Alfonso Romo a Joaquín López Dóriga sobre los subsidios al campo. No sabemos aún si el dueño de Morena aceptará las propuestas de sus asesores… Era de esperarse. Ni Claudia Sheinbaum ni Alejandra Barrales quisieron ser emboscadas en el ITAM… Por cierto, quizá estén equivocados quienes afirman que la Ciudad de México es progresista y cosmopolita. Lo son sus élites, no la población en general. Al tiempo…

José Fonseca

Periodista Político

Café Político