Apenas en los primeros nueve meses de su pontificado, de marzo a diciembre, el Papa Francisco fue considerado por la revista Time la Persona del Año 2013 . Antes sólo dos pontífices de la Iglesia Católica habían logrado ese nombramiento: Juan XXIII, en 1962, y Juan Pablo II, en 1994.

La influyente revista destacó que Su Santidad Francisco mantiene la postura de la Iglesia sobre los temas más polémicos como la homosexualidad, el aborto y la posibilidad de que las mujeres sean sacerdotes. Pero la forma de decirle no a esos asuntos cambió. No ha cambiado las palabras, pero cambió la música .

Debido a ese cambio de música , días después, su imagen ocupó la portada de la revista The Advocate, pionera en contenidos lésbicos-gay, que también lo nombró Personaje del año . Para el periodista y escritor Wenceslao Bruciaga, la publicación debió de abstenerse del nombramiento sólo por la expresión emitida por el Papa Francisco: No soy nadie para juzgar a los gays . Frase que, según él, sólo es oportunista.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, se refirió a la designación de la revista Time: Se trata de una señal positiva, uno de los reconocimientos más prestigiosos en el campo de la prensa internacional .

En cuanto a la nominación de The Advocate, el vocero papal no hizo ningún comentario. Con ello le dio la razón a aquéllos que piensan que una frase pontificia no hace verano y que, tratándose de la jerarquía católica, hasta los que son gays son homofóbicos.

Ahora la noticia es que Francisco será el primer Sumo Pontífice de la Iglesia Católica en ocupar la tapa del próximo número de la revista Rolling Stone, especializada en música y cultura popular.

Veremos el rostro del Papa con la frase The Times They Are A-Changin nombre de una canción de Bob Dylan ( Los tiempos están cambiando ). En interiores se destaca que Francisco ha ofrecido una alternativa más amigable que Benedicto XVI , Ratzinger tenía un punto de vista mucho más draconiano sobre la homosexualidad y restó importancia a las acusaciones de pedofilia lanzadas a los sacerdotes . La capacidad básica de Francisco de sonreír en público pareció un pequeño milagro para el católico promedio .

Al portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, el reportaje le pareció periodismo superficial , debido a que para poner en luz aspectos positivos del Papa Francisco, piensa que se debe describir en modo negativo el pontificado del Papa Benedicto y lo hace con aspereza sorprendente .

Lo que sí gustó y mucho al Consejo Pontificio de la Comunicación Social, que lo dio a conocer a través de todos los medios, fue un grafiti de autoría desconocida, aparecido en Roma en una calle cercana a la Santa Sede, que exhibe al Papa volando a la manera de Superman, con su sotana blanca, su solideo (gorrito) del mismo color, con sus zapatos negros no ha querido usar los clásicos rojos que representan la sangre de cristo. El Superpapa lleva en alto la mano derecha, con la que se abre paso en su vuelo a la manera clásica del personaje nacido en Krypton; ?en su mano izquierda lleva su acostumbrado maletín negro, donde se lee la palabra valores supongo que el artista gráfico creador de la estampa se refiere a valores morales, no económicos , del maletín salen unas medias a rayas rojas y azules, los colores de San Lorenzo de Almagro, equipo del que el Pontífice es hincha.

La imagen me hizo ensoñar que el Espíritu Santo dotará a Su Santidad de superpoderes para luchar contra todos los Lex Luthor del mundo.

Imaginemos la escena: el Papa Francisco está oficiando la misa en la capilla de la Casa Santa Marta, donde reside. De pronto, con su ?superoído, capta la lucha de las autodefensas contra Los Templarios en Michoacán. Del Gloria pasa a la Eucaristía y de ahí a dense la paz . A supervelocidad se mete a un confesionario donde se transforma en Superpapa. Gracias a su supervelocidad, llega a Michoacán, en menos de lo que canta un gallo, saca a La Tuta de un escusado de doble fondo y al Chayo de un nicho donde se hace el muerto, los vapulea y hace que entreguen a sus cómplices. Ya encarrerado, pasa por el Rancho San Cristóbal, donde con su supervista y sus google glass descubre al Chapo Guzmán, escondido en la parte interna de la doble moral del ex Presidente Fox, lo atrapa. Todo lo resolvió en 15 minutos.

Por supuesto que antes hubiera acabado en un dos por tres con todos los curas pederastas.

Otro caso: lee un informe de la Organización No Gubernamental Ayuda en Acción : diariamente mueren en el mundo 26,000 niños por causas evitables. En el planeta hay 80 millones de menores sin escolarizar y cada minuto que pasa son explotados y explotadas sexualmente 228 niños y niñas en Latinoamérica. Esta vez no tiene que salir del confesionario. Coteja, en la revista Forbes, la lista de los mil hombres más ricos del mundo. A supervelocidad, los visita a todos, dos minutos les dedica a cada uno y le bastan para convencerlos de aportar 10% de su fortuna para salvar a estos chavos y chavas.

Sigo alucinando todo lo que podría hacer el Papa si como representante de Dios en la Tierra tuviera los poderes que le atribuimos a Dios. El teléfono me saca de la ensoñación. Es mi editora, Areli Quintero. Van a cerrar la edición y no he mandado mi columna.