Después del superdomingo electoral que acaba de pasar, se ha acumulado una larga lista de ganadores. Según el consenso de la comentocracia, uno de los personajes del momento es Manuel Camacho Solís, coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México, al que muchos ubican como el gran arquitecto de las coaliciones que involucraron al PAN, al PRD y a Convergencia.

Están los ganadores obvios: Mario López Valdéz, en Sinaloa; Rafael Moreno Valle, en Puebla, y Gabino Cué Monteagudo, en Oaxaca, quienes pasarán a la historia por haber derrotado a los caciques priístas en sus respectivas entidad. Junto con ellos están los dirigentes nacionales del PAN, César Nava; del PRD, Jesús Ortega, y de Convergencia, Luis Walton, quienes aguantaron las críticas internas y aun ahora trabajan coordinadamente para lograr la derrota del PRI en Durango y Veracruz.

Sin demérito de los demás, debe agregarse a Marcelo Ebrard y Elba Esther Gordillo en esa lista. Su intervención fue definitiva en Oaxaca, Puebla y Durango. Ambos trabajan desde hace algunos meses en un mismo proyecto, cuyo puerto final es el 2012.

Pero en la cúspide debe ubicarse al secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo. Al joven economista, egresado del ITAM, debe acreditarse el honroso privilegio de haber contenido a los gobernadores. De haberlos desactivado.

En efecto. Entre los rasgos distintivos de los comicios del 2010, destaca la derrota de los incumbents, quienes -de acuerdo a los politólogos- cuentan con las ventajas estructurales sobre los opositores, en épocas electorales. En México, donde no hay reelección, este término caracterizaría a los candidatos designados por los gobernadores.

Bien, pues resulta que en los comicios del pasado domingo 4 fueron derrotados seis de los incumbents. En Puebla, Oaxaca y Sinaloa, las derrotas son acreditables a los gobernadores priístas; Aguascalientes y Tlaxcala, al PAN y en Zacatecas, al PRD.

Nunca en la historia electoral del México contemporáneo se había registrado un movimiento de tales dimensiones.

¿Y qué tiene que ver el Secretario de Hacienda en estas historias? Muy sencillo: que a excepción del caso del tlaxcalteca Héctor Ortiz Ortiz, con el resto de los gobernadores tuvo una actitud escrupulosa, financieramente hablando. Y terminó amarrándoles las manos, en términos presupuestales.

Cordero Arroyo simplemente demoró la entrega de las ministraciones contempladas en el Presupuesto de Egresos de la Federación en esas cinco entidades.

Hacienda apretó a los gobernadores incómodos desde antes de la Semana Santa. Cortaron la entrega de recursos y, por ende, frenaron los programas de asistencia social, que desde abril se vieron suspendidos. Las entregas correspondientes al trimestre que inició en mayo, apenas serán entregadas.

La medida, sencilla, tuvo efectos brutales y paralizó los ejércitos electorales, tanto del PRI, como del PRD.

Efectivamente, los gobernadores que no pudieron conservar el poder son víctimas de un voto de castigo , asociado a los escándalos que protagonizaron. También, de la baja aceptación que tenían entre sus gobernados. Pero principalmente, carecieron de los recursos suficientes para desplegar sus operadores y mantener la lealtad de sus bases electorales.

Todo, gracias al Secretario de Hacienda, quien aun y con su bajo perfil, alimenta sus intenciones de ser el próximo candidato del PAN a la Presidencia de la República, en los comicios federales del 2012.

EFECTOS SECUNDARIOS

¿ELECCIÓN O DEDAZO? Si todo sale conforme lo planeado en Los Pinos, hoy habrá humo blanco y conoceremos quién es el nuevo Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones. El candidato oficial y recién designado comisionado de ese organismo, Mony de Swaan, ha enfrentado críticas y descalificaciones. Por ejemplo: la Academia Mexicana de Derecho a la Información, que preside Raúl Trejo Delarbre, ha denunciado que el excoordinador de asesores de SCT incumple los requisitos para ocupar ese cargo. Juzgue usted: el artículo 9-C de ese ordenamiento estipula que para ser comisionado es preciso haberse desempeñado en forma destacada en actividades profesionales, de servicio público o académicas relacionadas sustancialmente con el sector telecomunicaciones . En ese mismo sentido, los presidentes de las comisiones de Comunicaciones y de Radio, Televisión y Cinematografía de la Cámara de Diputados, Ignacio Rubí Salazar, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Gerardo Flores Ramírez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), respectivamente, se mafistaron públicamente en contra de la usurpación que el Ejecutivo Federal ha instrumentado respecto de la autonomía de la Cofetel justo por la designación de De Swaan.

VACANTE. Por cierto, se confirmó la salida de Gabriela Hernández de la Subsecretaría de Comunicaciones. Su relevo deberá llegará hasta dentro de dos semanas.

DE BOLSILLO. Lo oportuno se vuelve valioso, si es interesante. Y ahora, que nos enfilamos a movilizaciones postelectorales, como la que se avecina en Durango, y a recuentos de votos, como el emplazado por Miguel Ángel Yunes, en Veracruz, vuelve a la memoria el recuerdo indeleble de la crisis política del 2006. En esta coyuntura, comienza a circular la nueva edición de bolsillo del libro Así lo Viví, de Luis Carlos Ugalde, editado por el sello best seller, de Random House-Mondadori.