Las reformas a la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal, que entrarán en vigor en agosto próximo, facultan a todos los establecimientos mercantiles a cobrar cada una de las 15 millones de bolsas que se regalan diariamente en la ciudad de México. Xiuh Tenorio, exdiputado de Nueva Alianza y hoy cercano a diputado del PRD, que encabeza Jesús Ortega, propuso el año pasado estas reformas que se aprobaron en los últimos días de la V Legislatura, en la que también se contempla el uso de aditivos en la producción de las bolsas de plástico.

Sin embargo, los diputados Juan Carlos Zárraga, del PAN, y José Couttolenc, del Verde Ecologista, presentaron este año dos iniciativas para evitar cobrar la bolsa y dejar como una alternativa el uso del oxobiodegradable.

Al paso de los días estas reformas parecen entramparse. El cobrar la bolsa podría generar un gran negocio, el que al parecer desean impulsar legisladores locales del PRD; un detalle que no está considerado es qué pasaría con lo más de 5,000 millones de pesos que se recaudarían anualmente, si la bolsa se cobra a 1 peso; así que el temor de que acaben en una campaña política de cara a las elecciones del 2012 hace dudar a algunos protagonistas de la industria.

Por lo pronto, hay más de 1,000 microempresas mexicanas que se acercarán a la titular de Medio Ambiente del GDF y a los asambleístas para presentar un programa sustentable con el medio ambiente.

A esta iniciativa se sumarán la ANIQ, de Jesús García Said; la ANIPAC, de Eduardo Martínez; Inboplast, de Juan Antonio Hernández; y la ANTAD, de Vicente Yáñez; su principal objetivo es no castigar al consumidor final con un cobro extra y promover programas de reuso.

La herencia de Marín

Quien gane las elecciones en Puebla deberá heredar no sólo deudas, sino la fama que la administración de Mario Marín se ha ganado entre varios integrantes el sector privado, a saber: el regateo, el pleito legal y la abierta negativa para cumplir con los compromisos asumidos.

El caso más reciente es el amparo que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, a cargo de Javier García Ramírez, quien perdió en las tres instancias judiciales de rigor y aún así, se niega a saldar una deuda de más de 40 millones de pesos en la modernización del tramo carretero a cuatro carriles Chachapa-Amozoc-Tepeaca que contrató en el 2006 con la firma Coconal, que conduce Héctor Ovalle, y que inauguro Mario Marín el 14 de mayo del 2007.

De hecho, el pasado 14 de mayo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que preside Guillermo Ortiz Mayagoitia, desechó (declaró sobreseimiento) al amparo 422/2009, el último recurso del gobierno de Puebla para no pagar el tramo urbano de esa carretera, aunque expresamente la Secretaría a cargo de García Ramírez haya solicitado esa obra el 24 de mayo del 2006, según demuestra el contrato número OPL/LPN/SEDURBECOP-20060202.

Resulta difícil entender que el máximo tribunal de la nación haya tenido que atender la negativa de un gobierno estatal a pagar por trabajos que él mismo había solicitado y que hoy funciona. Pero la administración poblana optó primero por el litigio, el cual perdió en primera instancia el 12 de junio del 2009, ante el Juez Séptimo de Distrito; posteriormente el 25 de agosto de ese año, ante el Primer Tribunal Unitario al negarse a pagar una caución de 20 millones de pesos, y finalmente, el último intento mediante un amparo directo para retractarse de las obras solicitadas a Coconal, el cual pierde ante la Primera Sala de la SCJN a mediados de mes.

Es claro que de no cumplir con el contrato de una obra en pleno funcionamiento, el gobierno de Mario Marín caerá en desacato igualito que Andrés Manuel López Obrador cuando gobernaba el DF... pero Marín trasladará la deuda y la mala fama ya sea a su candidato Javier López Zavala o, en una de esas al aliancista Rafael Moreno Valle.

Además, dicen los que saben que Javier García Ramírez, secretario de Comunicaciones de Marín, firmó el proyecto de desarrollo de la carretera como ingeniero sin serlo. Por lo que estaría incurriendo en suplantación de funciones, ya que no tiene matricula en el registro nacional de profesiones de la SEP... esto será una minucia, basta con que exhiba el comprobante de sus estudios y san se acabo.